Y COMO DIJO MARADONA…

Y COMO DIJO MARADONA…

Vélez lo ganaba cómodamente pero se durmió y casi lo paga caro.
Lo importante: seguimos siendo de Primera.

Cómo cambió todo en comparación a años anteriores… Uno iba al José Amalfitani y sabía que Vélez iba a ganar. Hoy, nos conformamos con el empate. El empate tiene un gusto amargo, por cómo se dió el partido y por el rival, pero finalmente sentenció el anhelo de todos.

Un partido un poco raro. Tras cuatro años, volvía San Lorenzo a nuestra cancha. Tiempo atrás íbamos y sabíamos que el escenario iba a ser una fiesta. Claro, era un sin fin de canciones dedicadas a la obtención de la Copa Libertadores en 1994, algo que ellos desconocían. También, en su momento las cargadas porque se estaban por ir a la B y como olvidar ese recibimiento y marco post asunción de Francisco. Era más fácil ser Papa que ganar la Libertadores. La historia cambió. San Lorenzo la ganó, y los que estamos peleando el descenso somos nosotros. En ningún momento se escuchó el famoso (y hermoso) “borombon borombon el que no salta no fue a Japón”. Quizás, el hincha de Vélez (y el de San Lorenzo también) entendieron que este es un partido más pese a todo, tras el ascenso de Huracan en 2015.

El partido igualmente, arrancó picante. No iban ni 15 minutos y ya había cuatro amonestados. Un Vélez en el primer tiempo fabuloso, y en el segundo fue lo mismo que venimos viendo hace años, siempre le falta algo y no era suerte esta vez, le faltaba fútbol. Ayer, el premio al mejor jugador fue doble. La sociedad Mauro-Monito está cada vez más eficaz. Ambos jugadores dieron un show de gambetas, quites, lujos y por suerte convirtieron. Un escalón más abajo, también como siempre, Santy Caseres. De a ratos impreciso, pero porque no daba más. Hace todo y se nota. Mete, mete y mete. Es el 5 que Vélez no tenía hace tiempo, diría desde las idas de Panchito Cerro y del Perro Romero. El mediocampista central tiene dos funciones: distribuye o marca. Santy hace las dos. Luego, gran partido también de Rodrigo Salinas, que hizo recordar a Pavone por sus movimientos. Retrocedió mucho para colaborar y bajó cada pelota que le tiraron. Excelente partido, a mi gusto, de Hernán De La Fuente que sigo sin entender por qué lo sacaron. Jugó de 4, de 8 y hasta de 7 por momentos cuando subía. Se proyectó de una manera increíble y no dejó que nadie lo pase. En su lugar entró a Joaquín Laso que estuvo sólido arriba, y la verdad, cumplió. También buena actuación de Ortega que sigue acomodandose en un puesto que no es de el, pero trata de mostrar cada partido una mejor versión.

No fue el partido claramente de César Rigamonti. Muy inseguro en todo momento a causa también de sus defensores centrales (Cubero y Abram) que lo complicaron muchísimo con salidas y pases muy inseguros. Sus errores en los goles también dieron la nota lamentablemente. Tampoco tuvo un buen partido Nico Dominguez que se lo vio incómodo a pesar de su gran partido frente a Estudiantes. Raro a mi gusto porque venía teniendo un gran nivel.

Poco y nada para aportar sobre Robertone, el partido no lo benefició y jugó un rato nomás. Delgadillo lo mismo. Si, tiró el centro en el gol de Vargas pero antes de eso no hizo las cosas bien y sinceramente, es un jugador que tiene que volver a meterse a la gente en el bolsillo por todo lo que pasó anteriormente.

Me falta un jugador por nombrar: Agustín Bouzat. El fútbol es un deporte, además de una pasión y como tal, tiene cosas que hay que saber, llamemoslo teoría. El rol que cumple Bouzat es el del 10 moderno. Heinze lo tira a un costado para que moleste y ocupe un lugar ahí. Que se lleve la marca del 3. Un jugador que no pide la pelota ni se queja por qué no se la dan (no tocó una pelota literalmente en los primeros 45 minutos) es por algo. En la segunda mitad, sí desbordó y en más de una ocasión generó peligro.

Finalmente, el empate tiene gusto amargo porque arrancamos ganando y como se diría en la jerga, pegando un paseo pero finalmente podemos decir que somos de primera un año más y que no le dimos el gusto de irnos a la B a nadie. Como dijo Mauro, objetivo cumplido. Y como dijo Maradona, que la sigan…

Ramiro Boz

ramiroboz@somosvelez.com.ar

@ramiroboz