VUELTA AL TRIUNFO

VUELTA AL TRIUNFO

Vélez venció a Temperley como visitante por 4 a 2 y volvió a la victoria tras cinco fechas.

Sábado al mediodía y el rival, el Gasolero de Zona Sur. Parecería el colmo pero no, estamos más vivos que antes. O al menos eso queremos creer.

Nuestro querido Fortín se enfrentó a Temperley, uno de los equipos que ya descendieron pero que igualmente había que batir para poder seguir sumando de cara al próximo torneo. Si bien arrancamos ganando muy cómodamente, (inserte bandera de “Acá es Vélez”) y se sufre, hasta el final.

Otra vez, la sociedad Mauro-Monito volvió a hacer de las suyas y desde la vuelta del ídolo, anotaron 10/17 goles que tiene Vélez en este segundo semestre. Ambos combinan sus características: velocidad, gambeta y visión. Además de sus dos goles, participaron en los otros dos y ahí es donde nos damos cuenta lo fundamental que será tenerlos, al menos, seis meses más. La otra figura del partido fue Lucas Robertone, quién reemplazó a Santiago Caseres tanto en la cancha como en el podio de siempre. Partidazo del 16, fue dueño del mediocampo casi todo el partido y de yapa se llevó dos golazos. Además, cortó con una mala racha. Hace dos años y dos meses que un jugador de Vélez no marcaba de tiro libre. El último había sido Stelcaldo sobre la hora frente a Gimnasia de La Plata allá por Febrero del 2016.

Muy buen partido también de Hernán De La Fuente y de Panchito Ortega. Ambos jugaron más adelantados y en el caso del 34, en su puesto natural. Se proyectaron de manera excelente, y participaron en varias jugadas colectivas muy buenas. Sin dudas, los dos tienen un gran futuro y serán de vital importancia de cara a lo que viene en un par de meses.

La defensa viene siendo muy irregular a mi gusto y se nota en los cambios. Hay cosas buenas y cosas malas para decir de cada uno (Cubero, Grillo, Abram y Laso) pero estuvieron firmes en más de una oportunidad, aunque sí, cuesta salir de abajo y se nota…

A mi gusto, partido para el olvido de Nico Dominguez. No supo hacerse dueño del mediocampo y sintió (para mí) la ausencia de Santiago al lado suyo. Se complicó mucho con los pases y con el planteo de Heinze, el cual ubicaba a De La Fuente y a Bouzat muy “triangulados” entre sí, lo cual era muy evidente para la marca de los jugadores de Temperley. Tampoco fue el partido de César Rigamonti. Una vez más, estuvo muy inseguro y la fortuna lo salvó. El guardián del Fortín viene teniendo un rendimiento muy bajo comparado con meses anteriores y preocupa, además de llamar la atención. Hay que recordar que tanto él como Alan Aguerre seguramente dejen de ser jugadores de la institución en junio.

No mucho para agregar de Salinas y Bouzat, ambos cumplieron y tuvieron lo que tenían que hacer pese al posicionamiento dentro de la cancha y los tiempos del partido. Por último, felicitar a Gonzalo Rodríguez quien debutó en la primera de Vélez ayer, y mostró un buen perfil. Lo ideal, sería que vaya ingresando de a ratos para que tome ritmo y roce.

¿Qué se puede opinar del partido? Ganamos pero con un rival descendido. Era lo que había que hacer, el problema hubiese sido si no ganabamos. Sumamos tres puntos pero tampoco hay que confiarse ni motivarse. Recordemos que además de estar descendido terminaron jugando con “siete y el arquero”, claramente no era parejo. El próximo rival será Banfield, equipo jodido si los hay. Velez tendrá que dejar de dormirse cuando arranca los segundos tiempos si quiere irse con los tres puntos, una vez más.

Ramiro Boz

ramiroboz@somosvelez.com.ar

@ramiroboz