VOLVER A GOLEAR

Casi dos años tuvieron que pasar para que Vélez vuelva a golear y ganar por cuatro goles de diferencia. La última vez había sido el 17 de junio del 2017 cuando, bajo la conducción técnica de Omar De Felippe, El Fortín venció 5 a 1 a Sarmiento de Junín. Aquella noche en Liniers también hubo un actor sobresaliente, fue Mariano Pavone quien anotó tres goles, el primero de penal. 

Entre aquel triunfo ante Sarmiento y esta goleada a Lanús, Vélez convirtió cuatro goles en una sola ocasión, ante Temperley por la 24° fecha de la Superliga 2017/2018, el 21 de abril del año pasado. El triunfo ante Sarmiento le aseguró a Vélez la permanencia en el torneo 2016/2017, mientras que la victoria ante el Gasolero llegó la fecha siguiente a la salvación, ya con Gabriel Heinze como técnico. El detalle es que ambos rivales ya habían perdido la categoría y comenzaban a realizar el recambio típico que deben afrontar los equipos que descienden.

Esta vez el rival llegaba con la necesidad de ganar para clasificar a la Sudamericana, con un rendimiento que se superaba jornada a jornada y con jugadores de jerarquía. Si bien el triunfo velezano era esperable, no muchos imaginaban una goleada de este estilo. Es cierto que en el rendimiento la diferencia no fue la que marcó el resultado final, pero así como se sufrió tantas veces la falta de efectividad, esta vez vale la pena disfrutarla.

La goleada a Sarmiento parecía el inicio de algo bueno, pero finalmente fue sólo un espejismo. Hubo que esperar un año para dejar de lado la calculadora. La victoria ante Temperley dejó la preocupación por no poder mantener un resultado ante un equipo descendido. Veremos qué marca para el futuro esta nueva goleada con la ilusión de no tener que esperar todo un año para recordarla.

 

Alejandro Germino

@alegermino