UNO X UNO VS BOCA

Lucas Hoyos (7): Fundamental en el primer tiempo para mantener el arco en cero. Tapó un par de mano a mano y se mostró seguro en los centros. En el segundo tiempo tuvo mucho menos trabajo. Estuvo cerca en algunos penales.

Joaquín Laso (6): Fue por su lado donde más atacó Boca y el ex Argentinos sufrió un poco. Con el correr de los minutos se acomodó y el rival no atacó tanto.

Lautaro Gianetti (7): sin un centro delantero fijo le resultó más difícil ubicarse. Tanto Tévez como Zarate se alejaban de su zona para poder recibir la pelota con tiempo y espacio. Con el ingreso de Benedetto luchó en el uno a uno con buenos resultados.

Luis Abram (7): En la misma sintonía que Gianetti. Les costó el inicio por la movilidad de los delanteros y las apariciones de Villa pero con el correr del partido se acomodaron y el rival dejó de generar peligro.

Braian Cufré (6): Tuvo un duelo mano a mano con Buffarini en los que alternó buenas y malas. Cada vez elige mejor los momentos en los que debe pasar al ataque. No debe quedar la imagen del penal.


Gastón Gímenez (8): Manejó los hilos del equipo. Después de la sorpresa inicial por la formación rival, se pudo adueñar de la mitad de la cancha. Vélez iniciaba las jugadas desde él y hasta tuvo un par de oportunidades. Justificó una nueva convocatoria a la Selección Nacional.

Nicolás Domínguez (7): Es el socio ideal de Giménez. Nuevamente mostró personalidad, despliegue. Recuperó e hizo jugar en un partido muy dinámico.

Lucas Robertone (6): Le costó hacerse dueño de la pelota por la intensa marca de Marcone y Nández, pero cada vez que pudo manejarla resolvió bien. Salió temprano al inicio del segundo tiempo cuando Vélez tuvo más espacios.


 

Agustín Bouzat (6): Fue muy importante en la presión alta provocando los errores del rival, incluso en la jugada de la expulsión, pero esta vez tomó malas decisiones en los metros finales. Siempre destacable por su sacrificio en el retroceso.

Matías Vargas (6): El primer tiempo del Mono fue flojo, perdió en los mano a mano y las divididas. En la segunda parte levantó mucho su nivel y asociarse mejor con sus compañeros. Por momentos se fastidia y quiere resolver muchas cosas solo, cuando se conecta saca su mejor versión.

Leandro Fernández (6): Otra vez pudo completar los 90 minutos, aunque al final se lo notó bastante cansado. Jugó y peleó mucho, pero las que tuvo no las pudo concretar. Estar siempre en la línea con los centrales muchas veces lo hace caer en fuera de juego, pero también le da chances claras. Por momentos está más preocupado por la discusión que con el juego.

Las variantes:

Thiago Almada (8): En poco más de media hora le dio una frescura al equipo que se llevó por delante al rival. Gambeteó, distribuyó y tuvo un par de chances claras. Sólo le faltó el gol. Sus primeros minutos en la bombonera y parecía un jugador súper experimentado, incluso ejecutando el penal.

Álvaro Barreal (7): Tuvo 20 minutos en los que supo complicar a Buffarini por la izquierda. Desbordó pero los centros no fueron del todo buenos. Tuvo una chance clarísima pero se fue alta. Volvió a mostrar que esa cancha no lo intimidó.

Rodrigo Salinas (-): Entró sobre la hora. Pudo marcar el penal en la definición, para sacarse un poco la espina de lo ocurrido ante River.

Gabriel Heinze (8): Como él dijo, el equipo mostró su mejor versión en esta serie. Acertó con la posición de Laso y volvió a dominar a Boca. La formación del rival demostró el temor que le tenían (tienen) a Vélez. Supo reacomodar el equipo tras un primer tiempo en el que se vio superado y acertó en los cambios que casi le ganan el partido.

 

Alejandro Germino

@alegermino