UNO X UNO VS ARSENAL

UNO X UNO VS ARSENAL

 

César Rigamonti (4,5): Tapó una buena pelota, pero en el gol deja la sensación de haber podido hacer algo más. No está pasando por un buen momento y en todos los partidos sufre algún gol.

Hernán De La Fuente (5): Su mejor arma se presenta cuando pasa al ataque y en líneas generales no pudo llevarlo a cabo.

Fabián Cubero (3,5): Partido flojo del Capitán de Vélez. El Fortín sufre la falta de un 2 de jerarquía en el plantel.

Luis Abram (5,5): Nuevamente el mejor de la última línea. El peruano, que ahora se irá con su selección a jugar dos amistosos, es uno de los puntos altos en lo que va del año.

Francisco Ortega (4): Es un jugador completamente distinto cuando defiende a cuando ataca. Sufre mucho en zona defensiva y pasa bien al campo rival. Error en el gol del Arse.


 

Lucas Robertone (4): Desaparecido en el mediocampo. Luego de su gran partido ante River bajó considerablemente el nivel.

Nicolás Domínguez (3,5): Jugó como volante central y por momentos le costó. No recuperó mucho y obviamente no pudo sumarse mucho al ataque.

Jesús Méndez (4,5); No fue un mal partido pero con su ingreso y la salida de Santi Cáseres Vélez perdió recuperación e intensidad en la zona donde se gesta cada avance.


 

Agustín Bouzat (7): El mejor jugador del Fortín. Fabricó un penal con una apilada bárbara. Corre los 90 minutos sin parar. Está en un buen momento.

Mauro Zárate (6): No tuvo un gran partido, pero sube un puntito más por el penal que pateó y metió. Muestra de calidad y temperamento para poner esa pelota a la izquierda del arquero con un toque sutil.

 

Matías Vargas (4): Poquito del Mono. Solo un ratito en el segundo tiempo. Venía jugando muy bien, pero se quedó un poco con un partido como este demasiado flojo.

Las variantes:

Ramiro Cáseres (-): Jugó solo 5 minutos. Tuvo una chance sobre el final pero disparó cruzado y por arriba del travesaño.

El DT:

Foto: Prensa Vélez

 

Gabriel Heinze (3,5): No planteó mal el partido, pero Vélez jugó siempre a lo que quiso Arsenal. El Fortín fue un equipo tibio y sin la intensidad que lo caracteriza. Pero lo peor del entrenador fue haber tardado tanto en mover el banco. Recién a los 85 minutos de juego hizo el primer y único cambio. Una locura. Si bien tiene aspectos positivos su ciclo, aún le falta lo más importante: sumar más puntos.

Guido De Bella

guido@somosvelez.com.ar

@guidomdebella