UNA VUELTA QUE ILUSIONA

UNA VUELTA QUE ILUSIONA

Yamil Asad finalizó su préstamo en DC United y regresará a Vélez.

Sus primeros pasos en Vélez fueron medio confusos. Como todo “hijo de tal”, uno espera que sea igual o mejor que su padre y eso a Yamil le jugó muy en contra ya que tuvo que dar sus primeros pasos en un Vélez en caída libre y donde los goles y resultados positivos eran escasos, lo cual sumado a su particular manera de jugar, llevó a que sea muy criticado.

Sin embargo, en Estados Unidos parecería que haya madurado, y bastante. En el primer año, con el Atlanta United, disputó 33 partidos (32 como titular) y marcó 7 goles. Allí, fue una de las piezas clave del Tata Martino en su paso por dicho club y llegó a estar en el Top 25 de camisetas más vendidas de la MLS al convertirse en una especie de ídolo de la institución recientemente fundada.

En el DC United, jugó 33 partidos (30 como titular) y anotó 9 goles. Allí, se encargó de los tiros libres del conjunto capitalino hasta la llegada de Wayne Rooney, quien se convirtió en un gran socio dentro de la cancha para él. En total, oficialmente jugó 66 partidos, los cuales solamente en cuatro oportunidades ingresó desde el banco y marcó 16 goles.

¿Qué le puede aportar Yamil Asad a este Vélez? Mucho, sin dudas. Si uno se pone a ver videos de él, se nota que potenció mucho su juego y su pegada, es más, la mayoría de sus goles son auténticos golazos. Seguramente la experiencia en el exterior lo ayudó mucho y tener compañeros como el ex Manchester United o el mismo Tata Martino como DT, hayan sido claves. Curiosamente, la única expulsión que tuvo en dos años fue una jugada que él mismo pidió la tarjeta, lo cual muestra claramente su maduración dentro de la cancha. Así mismo, ya como jugador de Vélez mostraba cualidades sobre su velocidad, lujos y desmarque, cosas que perfeccionó en Estados Unidos con el correr de los partidos y que hoy podrían ser decisivas para el equipo de Heinze, como titular o como suplente de jugadores como Robertone, Almada, Vargas o Bouzat, ya que puede jugar por todo el mediocampo y el frente de ataque.

Si bien su futuro es incierto, ojalá pueda quedarse en Vélez y tener una revancha que seguramente, sea linda para todos, especialmente para su papá, el gran Omar Asad.

   

Ramiro Boz

@ramiroboz