UNA NOCHE EN EL MUSEO

UNA NOCHE EN EL MUSEO

Nuestro querido club fue sede por segundo año del evento de la Noche de los Museos organizado por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Ingresas y suena de fondo “We Are The Champions” en un parlante. De frente, el lema “BIENVENIDOS AL AMALFITANI“. A la izquierda una foto de la hinchada en San Luis en el último título y a la derecha varios idolos del club debajo de un “Soy Una Leyenda“. Todo parecería indicar que el director de esta Noche en el Museo, no fue Shawn Levy, si no el propio José Amalfitani, cuando soñaba como una utopía todo esto.

El estar en los vestuarios rodeado de algunas de todas las camisetas de toda la historia del club, recorriendo desde las primeras de tela y luego de piqué, hasta la última que sacó Kappa, es algo indescriptible. Ni hablar de la entrada al borde del cesped. Ese mismo, que mientras se suspendía la final de la Copa Libertadores hace algunas horas, estaba y está impecable, como si fuese una mesa de billar.

En el hall central, donde fue mi cierre del recorrido, se pueden apreciar dos replicas de la Copa Libertadores y de la Intercontinental. También las estatuas de Bianchi, Chilavert y obviamente de Don Pepe, junto a la vitrina de los trofeos, la cual demuestra la historia gigante de esta institución. Ah, y unos murales resaltando al Estadio José Amalfitani como una de las sedes que dispuso FIFA para el Mundial de 1978.

Cada cosa, detalle, o demás de los párrafos de arriba remarca lo dicho en el primero. Vélez pasó de ser nada, a un club de barrio. Y ese club que caía simpático, hoy es odiado y envidiado por mucha gente, porque demuestra día a día que se codea con los grandes. Hoy Velez no solo es una institución, también es un lugar lleno de una rica historia. Y quien lo ideó y puso todo el empeño, tiene su reconocimiento de esta manera. Don Pepe querido, tu casa pasó a ser un museo de deporte, cultura, historia y amor por Vélez Sarsfield.

Ramiro Boz
@ramiroboz