UN RICKY FORTINERO

Ricardo Álvarez vuelve a Vélez después de ocho años y medio. En julio del 2011 dejó el Fortín para ir al Inter de Italia por una suma cercana a los U$S 17 millones, hoy vuelve al club que lo vio nacer. Llega a préstamo por 18 meses, con el pase en su poder.

A la partida de Nicolás Domínguez se le suma a la probable salida de Gastón Giménez y de esta forma era imprescindible salir a buscar un reemplazo de calidad, con despliegue y llegada al arco rival. Luego de la salida de Álvarez de Atlas de México se dieron muchas vueltas pero la ilusión de Ricky de volver a ponerse la V azulada lo convirtieron en el jugador ideal.

El volante, que cumplirá 32 años el 12 de abril, estuvo tres años en el Inter, donde jugó más de 80 partidos entre torneo local y copas internacionales, luego pasó a Sunderland de Inglaterra por un año, volvió a Italia para jugar en Sampdoria y en 2018 fue contratado por Atlas. En noviembre de ese año sufrió la rotura del ligamento cruzado anterior izquierdo y estuvo fuera de las canchas hasta julio del año pasado. En el último semestre sumó algunos minutos en cuatro partidos y su último encuentro oficial fue el 2/10 por la Copa México, donde jugó los 90 minutos. Además jugó siete amistosos con la Selección Nacional y reemplazó a Lionel Messi en la victoria Argentina sobre Nigeria en el mundial de Brasil.

Si bien la inactividad le puede ser un punto en contra, la calidad y jerarquía que tiene lo convierten en un refuerzo de primer nivel. Puede jugar como interior, como enganche e incluso lo ha hecho como extremo derecho y aportará experiencia, conoce el club y lo que se espera de él.

BIENVENIDO RICKY

 

Alejandro Germino

@alegermino