UN RECORRIDO CARGADO DE EMOCIONES

En las tardes del martes, miércoles y jueves, los hinchas pudieron entrar a casa. Sí, algo a lo cual estamos acostumbrados, pero esta vez, de una manera distinta.

En estos tres días, los socios e hinchas pudieron realizar el “Tour Amalfitani”, un recorrido por las instalaciones más importantes de nuestra casa, a las cuales, la mayoría de los hinchas, no tienen el gusto de transitar.

El tour arrancó por la famosa Puerta 8, lugar al cual llegan los micros con los jugadores los días de partido, tanto de Vélez como del equipo visitante. Ingresar a ese lugar es impactante, no solo para los jugadores de nuestro plantel y para el hincha, sino que también lo debe ser para los jugadores de los demás equipos.

Con gigantografías  que cubren las cuatro paredes, todo aquel que entre al Amalfitani por dicha puerta se encuentra con la imagen del campo de juego y sus tribunas repletas de hinchas y estrellas que marcan cada uno de los campeonatos obtenidos. También, con una gigantografía con los ídolos del club con el lema “Soy leyenda” y con una de La Pandilla. Acompañado por luces azules oscuras, realmente ese ingreso marca nuestra identidad y nuestra historia.

Seguidamente, los hinchas ingresaron al vestuario local. La mujer encargada de llevar adelante el recorrido por el club contó cuál es la indumentaria y qué cantidad se le da a cada jugador, y los hinchas pudieron disfrutar de sacarse fotos en un vestuario que tiene como decoración los títulos obtenidos ubicados en cada casillero.

Luego llegó el momento de conocer el gran José Amalfitani. Los socios e hinchas pudieron disfrutar de sentarse en el banco de suplentes y de sacarse fotos con el campo de juego de fondo. Por motivo de cuidado del césped y porque justamente está en una época de crecimiento, los fortineros no pudieron pisar el mismo, pero la imagen con las bellas tribunas de fondo se la llevaron todos.

Para finalizar, se recorrió el sector donde se realizan las conferencias de prensa tras cada encuentro en el Amalfitani, y ahí mismo, los hinchas pudieron sacarse fotos con las dos copas más importantes que tenemos: la Libertadores y la Intercontinental.

Allí, en ese mismo lugar, llegó un invitado especial para coronar esa gran tarde en el cual el hincha conoció aún más nuestra casa. José Luis Chilavert se hizo presente en el tour del día martes, el Beto Camps y Tito Pompei lo hicieron el martes, y el Rifle Pandolfi asistió al evento del día miércoles.

Cuatro ídolos de la década de los 90 se hicieron presente en los diversos días del club para charlar con los hinchas en una conferencia de prensa en la cual los fortineros, en papel de periodistas, le preguntaron todo lo que quisieron a sus ídolos. Posteriormente, coronaron la tarde con una foto grupal junto al ídolo.

Días así son los que quedan guardados para siempre en la memoria de un hincha, y si hay algo que caracteriza a Vélez, es unir cada vez más al hincha con el club.

Fueron tres tardes cargadas de emoción en Liniers. No solo por el hecho de tener al lado y poder entrevistar a un jugador, sino también por la posibilidad de poder recorrer las tan lindas instalaciones que tiene nuestra amada institución.

Ojalá estos eventos se hagan más seguido porque son un mimo al alma del hincha y es muy especial transitar por cada hueco de nuestra querida casa.

Mientras esperamos el próximo tour, queda agradecer infinitamente a Vélez por esta posibilidad que le da al fortinero de sentirse cada vez más parte de la historia y vida actual del Fortín, y por reafirmar que somos el primero en ser un gran club.

Aylén Nicolini

@AylenNicolini