UN MES PARA RECUPERARSE

UN MES PARA RECUPERARSE

El plantel de Vélez Sarsfield comenzó sus vacaciones y se reincorporarán para la pretemporada de invierno el 21 de junio, la cual se desarrollará en la Villa Olímpica. Un mes de vacaciones para un plantel que inició sus trabajos una semana antes que el resto y que cumplió su objetivo cinco fechas antes del final del campeonato.

El mundial que se desarrollará en Rusia permite que el receso de invierno sea más largo que lo habitual, sin embargo los 30 días otorgados por el cuerpo técnico puede parecer un descanso demasiado prolongado para un plantel profesional. Pero con la fecha estimada de inicio de la Superliga 2018/19 para el 3 de agosto, se tiene más de un mes de trabajo previo para la temporada en la que el Fortín deberá volver a la disputa de cosas importantes, tal como lo marca su historia.

Incluso para el futbolista, que tiene una profesión deseada por la mayoría de las personas y sueldos más que importantes, las vacaciones son un derecho necesario. El plantel fortinero pasó un semestre tenso, uno de los más difíciles en los más de 100 años de historia del club y poder descansar y desconectarse un poco de las obligaciones de este último tiempo les puede hacer muy bien.

El nivel de exigencia e intensidad que reclama en cada trabajo el cuerpo técnico que encabeza Gabriel Heinze es conocido y señalado por los jugadores cada vez que se les consulta por el método del entrenador. Por eso se puede suponer que el 21 de junio estará la balanza lista y algún ejercicio para ver el estado físico en el que volverá cada jugador, que seguramente también se haya llevado del último día de trabajo alguna rutina de ejercicios y planes alimenticios para no perder la forma.

En los 45 días de trabajo, desde que retornen a la Villa Olímpica hasta el inicio del próximo torneo, habrá tiempo más que suficiente para poner a punto al equipo desde lo físico y desde lo futbolístico, con una serie de amistosos que en la pretemporada de verano faltaron. Por lo que puede observarse de afuera, dada la distancia que mantiene el cuerpo técnico, y por los dichos de los jugadores, nada queda librado al azar en la forma de trabajar de Heinze. Por eso se puede asumir que confían en el tiempo de descanso y relajación que tiene el plantel y también en el tiempo de trabajo y preparación que habrá desde su regreso hasta el inicio de un nuevo campeonato.

Alejandro Germino
ale@somosvelez.com.ar
@alegermino