UN EQUIPO ATRÁS DE MAURO

UN EQUIPO ATRÁS DE MAURO

El triunfo ante Banfield dejó varias señales positivas para Vélez, engrosar el promedio pensando en el próximo torneo, encontrar un equilibrio que permitió mantener el arco en cero y también saber que detrás de Mauro Zárate hay un equipo que se anima a jugar sin jugador más valioso.

Gabriel Heinze utilizó al menor de los Zárate como delantero y como mediapunta o enganche. Mauro alternó en su posición con Lucas Robertone en el mediocampo y con Rodrigo Salinas como punta. Tan sólo estuvo ausente en la fecha inaugural del 2018 ante Defensa y Justicia por la demora en la llegada del transfer y su influencia en el equipo fue de menor a mayor, siendo determinante en los últimos encuentros en los que convirtió siempre.

La lesión de Zárate ante Temperley asustó y preocupó a todo Vélez. En la semana llegó la tranquilidad confirmando que era solamente una sobrecarga, el menor de los males en estos casos, pero que estaría ausente ante Banfield para afrontar las últimas dos fechas y lo que resta del encuentro ante Colón con tranquilidad.

Tanto Robertone como Salinas demostraron un buen nivel los momentos que les tocó participar, tanto en la generación de juego como en la cuota goleadora. Ante Banfield, además del juvenil y el ex Chacarita, apareció también Matías Vargas. El Mono volvió a hacerse cargo del ataque de Vélez y fue parte fundamental creando sociedades con Robertone, con Salinas y con Ortega cuando el lateral pasó al ataque. Por la izquierda también mostró una de sus mejores versiones Agustín Bouzat a pesar de no poder terminar de la mejor manera la mayoría de sus ataques. El zurdo se anima cada partido más a mostrar sus condiciones y entrar en el circuito de juego que propone Vélez, con diagonales hacia el centro y tratando de llegar por sorpresa cuando el ataque se genera por el costado opuesto.

Es claro que la ausencia de Zárate le quita peso a la ofensiva, pero al mismo tiempo confunde al rival ya que las alternativas son varias. Con Mauro en cancha, para todos sus compañeros la primera opción de pase será él, porque marca la diferencia y porque es el que mejor puede desequilibrar, hacer un pase gol o definir sólo la jugada. Tras la victoria ante el Taladro, el resto del equipo se demostró a sí mismo que tienen las condiciones para ganar por su cuenta los partidos y que Zárate en cancha puede significar tener una carta más, pero no es la única. 

 

Alejandro Germino
ale@somosvelez.com.ar
@alegermino