TANTA TRISTEZA NO PUEDE SER

TANTA TRISTEZA NO PUEDE SER
Son las 3 AM y la cabeza no para, faltan apenas dos horas y monedas para que el despertador suene implacable como cada mañana y tengas que salir nuevamente al mundo con los ojos enrojecidos.
Así estoy y seguramente vos estas igual. Sin encontrar el lugar al que aferrarnos para seguir creyendo.
Es cierto que anoche se vio una mejoría, que el resultado no fue justo y todo lo que tengamos ganas de agregar. Pero el problema es que las intenciones ya solas no alcanzan, son necesarias soluciones y urgentes.
El lunes se viene Olimpo, que es más que la final del Morumbi, aunque ya es inútil repetir la importancia de lo que está en juego,
Quedan dos partidos en los cuales no hay otra posibilidad que sumar. No hay más chances que sumar o sumar, romper con estas derrotas que se hacen costumbre y empezar a hilvanar resultados que contagien, que inviten a soñar.
Yo, como hincha no pienso  abandonar y se que vos tampoco pero te juro que esta vez tengo miedo en serio.
Juan Pablo Muzzio
@jpmuzzio72