SUMAR Y OLVIDAR

SUMAR Y OLVIDAR
Con los últimos dos triunfos seguidos, Vélez empieza a respirar poco a poco con la mira en la tabla de promedios de la temporada 2018/19.
Este Vélez de Heinze supo enamorar y desilusionar a la gente en un mismo partido. Varias veces. Si bien no perdía, tampoco ganaba y eso era perjudicial. Tanto empate seguido alimentó un invicto pero de poco servía ser “Deportivo Empate”. De hecho, desde el puntaje, es mucho más valioso ganar un partido y perder otro que empatar los dos, más allá de conservar un invicto de tantos encuentros que al día de hoy se está manteniendo.
Por suerte comenzaron a llegar los triunfos. Temperley primero, ya descendido. Y luego Banfield, que más allá de no estar actualmente en su mejor momento es un equipo fuerte con un par de jugadores de gran calibre. Haber conseguido las últimas seis unidades acercó a Liniers cierto alivio y así, sumando aquellos empates, Vélez no pierde desde el encuentro ante Racing del 4 de marzo. Casi dos meses.
En este último compromiso contra Banfield el Fortín mejoró bastante su punto débil: la defensa. Por eso volvió a cerrar el arco y no le convirtieron. Individualmente se solventó en la enorme labor de Joaquín Laso, en lo que fue su mejor partido como velezano. El Taladro no tuvo jugadas demasiado claras de gol, salvo aquella en el comienzo del encuentro en la que Cvitanich dio la pelota en el travesaño.
Faltan tres finales que serán claves de cara al futuro cercano. Vélez debe ir por todo y buscar el “cartón lleno”. Para que así, de una vez por todas, comience el Fortín poco a poco a pensar en otra cosa más acorde a la historia del club.
Guido De Bella
guido@somosvdlez.com.ar
@guidomdebella