SUFRIR DE ARRIBA

SUFRIR DE ARRIBA

En la gran victoria ante Estudiantes, Vélez volvió a padecer el juego aéreo del rival. Faltas innecesarias y deficiencias en la marca complicaron los primeros minutos del partido, una materia en la que el Fortín debe mejorar hace tiempo.

El problema en las pelotas paradas del rival es algo que preocupa en Vélez desde hace tiempo. En un fútbol cada vez más cerrado y disputado, estas jugadas permiten abrir un partido o generar ocasiones de riesgo de manera relativamente sencilla. Como dijo Heinze luego del partido “le damos chances al rival cuando no genera ninguna ocasión a nivel colectivo”. En el primer tiempo contra Estudiantes, su equipo cometió una decena de faltas, de las cuales la mitad fueron en el primer cuarto de cancha. Por esta vía llegó el gol de Albertengo y una clara opción de aumentar el marcador minutos más tarde. La mayoría de esas faltas fueron contra el mismo delantero Pincha, recibiendo la pelota de espaldas al arco de Hoyos.

“Faltas innecesarias a los costados y cerca del área” definió el técnico tras el partido. Ahí radica el primer error del equipo. Si bien el lunes quedaron expuestos Laso y Gianetti de esta deficiencia, en otros partidos fueron los volantes o los laterales quienes en su afán de anticipar o impedir que el rival reciba cómodo, cometieron faltas de este estilo que pueden costar una derrota. La segunda parte del defecto está en la marca y en la falta de “especialistas” en este rubro. Allí también aparecen las virtudes de los rivales en tener grandes ejecutantes y buenos movimientos de anticipo por parte de los “cabeceadores”, algo que en Vélez falta.

Se ven los trabajos y la preocupación por parte del técnico y los jugadores en este tema. Con la llegada de Heinze, Vélez marcó en zona, hizo marca mixta y también al hombre, variando según el rival y los jugadores con los que contaba el DT en cancha; cambiaron arqueros y centrales, pero el Fortín sigue padeciendo en cada tiro libre o córner rival. Sin dudas, el juego aéreo sigue siendo una de las cuestiones que más debe trabajar el equipo de Heinze.

 

Alejandro Germino

@alegermino