SE DEMORÓ PERO LLEGÓ

Miguel Brizuela hizo su debut profesional ante Talleres y se convirtió en el octavo juvenil en hacer su estreno de la mano de Gabriel Heinze

Llegó el momento para él.  Brizuela ante Talleres hizo realidad el sueño que perseguía desde muy chico y tuvo una gran actuación. El defensor nacido en Moreno, que llegó para Novena División tras hacer Infantiles en River, hizo un gran encuentro donde le toco reemplazar en la zaga central a nada más ni nada menos que a Lautaro Giannetti y posicionalmente a Luis Abram.

Aunque parezca llamativo, Miguel era el capitán de la famosa Categoría 1997. Si, la misma que vió crecer, formarse y hoy en algunos casos plasmar su futuro en Europa a jugadores como Matías Vargas, Santiago Cáseres, Lucas Robertone, Hernán De La Fuente, Nicolás Delgadillo, Emiliano Bogado, entre otros. Su buen juego aereo y firmeza lo convirtieron en un pilar fundamental de Reserva donde jugó más de 40 partidos. Ante el Matador de Córdoba jugó similar a lo que venía haciendo pero lamentablemente no pudo continuar el partido por una lesión muscular que lo vió obligado a salir para que en su lugar ingrese Pablo Galdames.

Miguel es el octavo jugador que debuta en la Era Heinze tras las apariciones de Gonzalo Rodríguez, Cristian Núñez, Nahuel Arena, Thiago Almada, Álvaro Barreal, Luca Orellano y Alejo Montero cronologicamente. Esperemos que en el surjan motivos para que el DT no necesite o se preocupe mucho en la llegada de otro defensor central. Condiciones y actitudes tiene. Depende de él.

Ramiro Boz

@ramiroboz