RECUPERARSE Y PELEAR

RECUPERARSE Y PELEAR

Nunca es sencillo visitar el estadio de Colón en Santa Fe, por algo se lo denomina Cementerio de Elefantes. En el Apertura 2009, Vélez y el Sabalero disputaron un partidazo que quedó en el recuerdo de muchos y que confirmó al Fortín de Gareca como candidato a ganar el título.

El equipo del Tigre llegó a Santa Fe en busca de la cima del campeonato, mismo objetivo que tenía Colón en aquella 11° fecha. Gareca paró a Montoya; Cubero, Domínguez, Otamendi, Papa; Velázquez, Razzotti, Zapata, Cristaldo; Larrivey y Rodrigo López.

Vélez sufrió en el inicio del partido, un mal que lo aqueja desde entonces: dos goles de pelota parada cerraron la primera etapa con un 2 a 0 para el local. Para el complemento la actitud fue otra y el Fortín anuló al equipo que dirigía Antonio Mohamed. Al minuto, desborde de Papa, Larrivey desvía la pelota con la punta del botín, travesaño y el Churry Cristaldo de palomita descuenta. Luego una ráfaga desde los 23, desborde de Gastón Díaz que había ingresado en el entretiempo, un agarrón y penal que el uruguayo López convirtió en gol. El empate no era suficiente y apareció el Burrito Martínez, reemplazante de Larrivey para hacer de sus amagues en el borde del área y eliminar a tres defensores con un solo quiebre de cintura, luego definición de zurda arriba y Vélez daba vuelta un partido complicadísimo. La frutilla del postre estuvo otra vez a cargo de Rodrigo López que recibió un pase con el pecho del Flaco Nanni y liquidó el partido faltando cinco minutos.

El Vélez de Gareca mantenía el invicto y conseguía una victoria épica, que permitió soñar a todo el pueblo fortinero con una vuelta olímpica que llegaría en la última fecha. El Fortín buscará otra vez en Santa Fe un resultado que lo encause hacia el objetivo y ponga fin, de una vez por todas, a un momento angustiante.

 

 

Alejandro Germino

ale@somosvelez.com.ar

@alegermino