PARA NO PERDER RITMO

Esta mañana de sábado Vélez aprovecho el párate por elecciones y jugó un amistoso con su par de Talleres de Cordoba en la Villa Olímpica a puertas cerradas. 

Como es habitual se disputaron dos partidos, de dos tiempos de 35’; encuentros que sirven para probar variantes, no perder el ritmo competitivo, darle rodaje a juveniles y ver a jugadores que de a poco van dejando sus lesiones atrás, como fue el caso de Fernando Gago. 

Para el primer partido Gabriel Heinze alineó a: Lucas Hoyos; Hernán De La Fuente, Yago De Vito, Lautaro Giannetti y Francisco Ortega; Fernando Gago, Pablo Galdames y Lucas Robertone; Álvaro Barreal, Leandro Fernández y Lucas Janson.

Talleres por su parte para un equipo similar al que enfrentó al Fortín en la 1er fecha de la Superliga con mayoría de titulares. 

Con un Vélez manejando los hilos del partido, fue el equipo de Heinze el que impuso condiciones, con buenas triangulaciones desde el fondo que generaron peligro en ataque. 

Se destaca la labor de Fernando Gago, que ha disputado los 70’ minutos de corrido. Una buena noticia para el entrenador ya que ha jugado todo el partido sin inconvenientes y con un gran nivel, sumando minutos para ponerse a punto y asociándose con sus compañeros. 

Fue una buena habilitación de Leandro Fernández promediando los 8’ de la primera parte que asistió a Lucas Janson, el ex Tigre sin inconvenientes enfrentó a Guido Herrera y definió fuerte al primer palo, sentenciando el 1-0. 

Vélez anuló por completo a Talleres, que solamente tuvo unos remates aislados de Pochettino. 

Para el segundo encuentro el oriundo de Crespo paró a: Alexander Domínguez; Tomás Guidara, Tobías Coppo, Luis Abram y Braian Cufré; Facundo Cáseres (Luca Orellano), Gastón Giménez y Nicolás Domínguez; Agustín Bouzat, Maxi Romero y Thiago Almada.

Al igual que en el primer partido fue Vélez el que impuso condiciones y obligó a “La T” a resguardarse en defensa. 

Nuevamente y al igual que en el partido ante Racing, el entrenador optó por un Thiago Almada más recostado sobre la izquierda. 

El primer gol llegó promediando los 21’ de la primera parte; una buena habilitación de Maxi Romero a Nico Dominguez -se filtró en medio de los centrales cordobeses- que definió sin problemas ante Mauricio Caranta, para poner el 1-0 parcial. 

Un sinónimo del primer gol, fue el segundo. A los 21’ del complemento Nico definió nuevamente sin problemas ante el arquero ex Instituto que nada pudo hacer, y sentenció el 2-0 final. 

Jornada positiva para Vélez y Heinze en Ituzaingó. Por el resultado, porque logró darle minutos a jugadores que venían con poca actividad y amistosos que no vienen mal para no perder el ritmo de competencia, de cara al próximo objetivo el domingo 18 cuando visite “La Fortaleza” para enfrentar a Lanús. 

Gianluca Schinca 

@schincagianluca

Foto: Vélez