¿NOS PODEMOS EMPEZAR A ILUSIONAR?

¿NOS PODEMOS EMPEZAR A ILUSIONAR?

“La Gringoneta” y sus números demuestran una clara mejoría respecto a años anteriores. El hincha de Vélez, ¿puede soñar con volver a lo que estamos acostumbrados?

Desde su llegada a Vélez a comienzos del 2018, Gabriel Heinze le devolvió al hincha algo que hace varios años no encontrábamos: la esperanza. Al principio, los resultados no acompañaban y la situación tampoco, lo cual generó mucha polémica ya que sumado a la personalidad del entrenador, parecía que barco seguía un mismo rumbo con respecto a años anteriores, o peor. Sin embargo, con el correr de los partidos y de su perseverancia, claro está, el Fortín volvió a encaminarse.

En la primera mitad del año, Vélez jugó 15 encuentros por la Superliga Argentina 2017/18 y logró ganar en 6 oportunidades, empató otras 6 y perdió solamente 3, sumando así 24 puntos de 45 posibles, con 22 goles a favor y 19 en contra. Finalizó 14º y con casi una chance de clasificar a la Copa Sudamericana 2019.

Ya en la segunda mitad del año, con la partida de dos emblemas del XI inicial como lo eran Santiago Cáseres y Mauro Zárate, Vélez parecía que no iba a tener un campeonato fácil, ya que en el primer partido, empató y luego quedó afuera por penales de la Copa Argentina ante Central Córdoba de Santiago del Estero. Sin embargo, por el momento se encuentra clasificándose para la Copa Sudamericana 2010, con un fútbol muy vistoso y que únicamente le falta lo más importante: el gol. Hasta el día de hoy, el equipo suma 3 partidos ganados, 2 empatados y 2 perdidos, los cuales fueron ante Boca Juniors y Racing, candidatos a ganar el título por la jerarquía que tienen en sus planteles. Marcó y le anotaron la misma cantidad de veces: 7, y si contamos el encuentro por la copa nacional, 8.

La pregunta es: ¿nos podemos empezar a ilusionar? La realidad, es que este equipo para ganar un campeonato no está, todavía falta mucho y más con un plantel repleto de jóvenes que recién están dando sus primeros pasos en Primera División. Sin embargo, ¿a qué podemos aspirar? A mucho, pero a futuro. Vélez puede volver a ser Vélez de la mano de Heinze, el cual puede hacer que el Fortín regrese a las copas internacionales y que nosotros podamos disfrutar de esas noches a mitad de semana que tanto extrañamos ver en el Amalfitani y en la televisión.

Creamos en este plantel que cada paso que da, es un poquito más para estar donde soñamos. Y no solo lo que soñamos y anhelamos, si no, lo que la historia de este club tan grande como es Vélez, aunque a muchos les duela decirlo o no les guste, lo demanda.

Ramiro Boz

@ramiroboz