NO MANTIENE LA MARCHA

Vélez perdió ante Independiente en el Libertadores de América y dejó escapar la posibilidad de asegurar la clasificación a las copas.

Con la victoria, Vélez se aseguraba una posibilidad que hace varios años veíamos imposible, muy lejana, como era la clasificación a una copa internacional. Si bien arrancó ganando temprano con un gol de Leandro Fernández, al equipo de Heinze lo volvió a aniquilar su intensidad y decayó totalmente en el segundo tiempo.

La falta de personalidad fue el causante de la derrota ante un equipo que salió silbado por sus propios hinchas. Sin embargo, el rival tomó coraje y logró salir a buscar el partido, a diferencia del Fortín que no fue eficaz en ningún momento y que tuvo demasiada poca actitud para enfrentar el segundo tiempo. Pese a su gol, Leandro Fernández demostró -a mi gusto- una total falta de respeto hacia la institución jugando muy relajado e impreciso justamante contra el club que es dueño de su pase. Otro jugador que parecería no estar en sintonía es Matías Vargas, quien salió lesionado.

Lastimosamente, el Monito no dejó una buena imágen en la última semana y su nivel hoy fue paupérrimo, lo cual empieza a generar varios debates su futuro.

Poco para resaltar de Vélez, más que algunos momentos del partido. Agustín Bouzat, junto a Nicolás Domínguez, fueron los mejores en cuanto a actitud y juego. En la próxima fecha deberá enfrentar a Lanús con un objetivo claro: volver a ser.

Ramiro Boz

@ramiroboz