NO ARRANCÓ BIEN

No fue bueno el debut de Vélez en esta Superliga, como si el rigor de la pretemporada estuviese pasando factura en el rendimiento colectivo.

Durante todo el primer tiempo el equipo de Heinze tuvo un poco más la pelota que el rival pero no encontró el camino claro para llegar al arco de Herrera. La más clara fue una entrada de Robertone por izquierda luego de un pase profundo de Domínguez que el arquero local mandó al lateral luego de bloquear a Lucas.

En el segundo tiempo el Fortín salió a buscar más arriba pero a veces eso cuesta caro, de una pelota perdida en el borde del área rival salió una contra en la que Menéndez corrió casi 40 metros sin oposición para definir de manera brillante y meter la pelota en el segundo palo.

Como es habitual en el Vélez de Heinze, el equipo comienza a aceitarse con el correr de las fechas pero el sábado nos toca recibir al último campeón en el Amalfitani y hay errores que se deben corregir con urgencia si se quiere igualar la jerarquía del rival.

Tal vez sea el momento que Almada sea opción para conducir el juego; que no deba ser el remplazo de Vargas en la banda sino que pueda jugar con toda la cancha de frente y los extremos jugando a su favor sea como opción de pase o como distracción.

Quedan varios días para trabajar las opciones y Heinze no es de los que pierden el tiempo, seguramente ya estará buscando opciones para el sábado.

 

Juan Pablo Muzzio

@jpmuzzio72