NO SE VA UN AÑO CUALQUIERA

NO SE VA UN AÑO CUALQUIERA

Este año fue pésimo para Vélez, la verdad que lo que vimos en la cancha y en la vida del Club lejos de alegrarnos a todos nos llevaron a momentos en que las discusiones y las descalificaciones estaban a la orden del día sin que a nadie le importe nada.

Entre la pésima realidad futbolística y la campaña política que traslado a las redes sociales todo el maltrato que tuvimos entre los candidatos en las elecciones anteriores vimos como todos los fortineros discutíamos unos con otros, como peleábamos repitiendo como loros (en algunos de los casos) opiniones que lejos estaban de ser pensadas por los hinchas que las decían.

Es así que entre insultos, reconocimientos, reproches y alegrías transcurrió el 2017 velezano pero que en nada servía porque el nerviosismo que se vivió constantemente en la tribuna se trasladaba al campo de juego y el equipo poco nos daba para ilusionarnos.

Se fue De Felippe y el Negro Gómez lo reemplazó en cuatro partidos donde muchos nos ilusionamos con ver a un CAMPEÓN DE TODO comandando el futuro del equipo pero esto no fue así y la actual dirigencia se definió por finalmente contratar a Gabriel Heinze y en estos últimos días pudimos ver que su impronta comenzaba a notarse con las medidas que dicen se han dictado desde el cuerpo técnico, mucho para afuera pero poco se puede ver hasta ahora de lo que hay dentro del campo de juego. La “Era Heinze” recién comienza y ya levanta amores y odios por igual, confieso que voy de un bando a otro sin escalas a partir de las cosas que se leen y escuchan.

Así arranca el 2018, todos unidos en una especie de tregua pero que da la sensación que hay mucha gente esperando un paso en falso por parte de quienes lideran a Vélez desde lo futbolístico y desde lo dirigencial. Lo único bueno es que este 2017 de mierda se va, que podemos rescatar pocas cosas como Santi Cáseres, Vargas, Nico Domínguez, Nazareno Bazán y algunos chicos más, la venta de Maxi Romero que nos da un poco de aire económico aunque aparentemente se está invirtiendo en jugadores que poco convencen (si hay plata par aTorsiglieri, Mainero y demás hierbas tiene que ponerse la que MAURO pida porque Maurito es Vélez) y por sobre todas las cosas sabemos que de a poco El Fortín vuelve a tener las cosas en su lugar cuando el año terminó con Chila volviendo a casa y disfrutar con sus compañeros de su tan merecida estatua que ahora nos recibe en el hall de entrada junto a la de Don Pepe y la de Carlitos Bianchi.

Desde lo grupal Somos Vélez vivió un año lleno de sensaciones completamente diferentes, crecimos muchísimo gracias a la compañía de todos ustedes fortineros amigos pero fue, es y será el peor año porque con la partida de Tincho no solo perdimos un amigo, un compañero sino una pieza clave en nuestro día a día, alguien que desde su lugar sabía como apuntalar al resto y llevar adelante el programa de radio como nadie y que nos enseñó muchísimo a todos, por eso este año para nosotros es, como canta Tavito Kupinsky en Sudestada “mezcla de sonrisa gris, llanto féliz y dolor…” Te extrañamos gordo y vamos a brindar todos por vos.

Maxi Eze Pardo

maxi@somosvelezok

@MaxVelez_