MAURO TIENE RAZON

MAURO TIENE RAZÓN

 

En la conferencia del lunes, Mauro Zarate soltó una frase cargada de realismo: “Tenemos que aprender a jugar cuando vamos ganando” el delantero tiene toda la razón ya que son varios los encuentros en los que Vélez se encuentra arriba en el marcador y el rival se lo da vuelta. Hasta ahora, el equipo de Heinze al menos logro rescatar un punto por ejemplo frente a Rosario Central o el mismo caso de anoche. Frente a Estudiantes se dio que el equipo remontó un resultado adverso (2 goles abajo y un jugador menos) y luego de ponerse en ventaja con mucho esfuerzo el rival le empató el partido en una jugada de pelota parada.

A mi entender el jugar bien es mucho más que jugar bonito, jugar bien por ejemplo es saber reconocer las limitaciones o defectos y hacer que ellos no sean aprovechados por el rival. Por ejemplo el Vélez de Bianchi jugo muy bien la final frente al Milán, en nombres y en riqueza técnica estaba un escalón abajo pero supo cerrarse y llevar al rival a jugar un partido más acorde a las capacidades propias. El Vélez que se coronó en la Supercopa era un equipo que jugaba bien y además se lucia. Y como último ejemplo está el glorioso equipo de Ricardo Gareca que comenzó siendo efectivo y a lo largo del ciclo fue incorporando intérpretes que le dieron un fútbol de altísimo vuelo.

El lunes por caso, Vélez supo maniatar al rival en base a prepotencia de presión y ataque yendo con mucha gente al ataque ya que a Vargas BouzatSalinas y Mauro se les sumaban asiduamente DomínguezDe la Fuente y Ortega. De este modo solo quedaban Cáseres y los dos centrales para la marca y así el primer tiempo fue con ventaja fortinera pero muchas veces quedando abierto a la contra.

En el segundo tiempo, Vélez fue tal como dijo Mauro: no supo jugar en ventaja. En ese momento, el equipo de Heinze debía cerrar líneas, apretar los dientes y estar preparados para salir en la contra rápida. De la misma forma no supo cerrar el partido luego del empate de Vargas, en una de las últimas jugadas donde Salinas intento la contra y perdió en tres cuartos de cancha. Ahí la pelota debe morir contra el banderín del córner, alejarla de los sectores que pueden ser un camino directo al arco propio, la suela y la línea de fondo suelen ser buenos aliados. Este tipo de picardías podían ayudar a engrosar el promedio de un Vélez que lo necesita.

 

Juan Pablo Muzzio

juanpablo@somosvelez.com.ar

@jpmuzzio72