LOS ERRORES Y LA FORTUNA

LOS ERRORES Y LA FORTUNA 
Una nueva derrota que siembra la preocupación. Vélez no jugó bien y perdió otra vez contra un equipo que le generó poco peligro. Un análisis de los errores del entrenador, los cambios que deberá hacer (tácticos y de nombres propios), la posición de Mauro y la falta de fortuna.
La mano viene jodida. Cuando parecía que con el primer triunfo del año Vélez de a poquito se podía empezar a olvidar de esa maldita tabla a la que ya se va acostumbrando, aparecen dos equipos que con nada te ponen contra la pared y te cachetean un par de veces. Caes, porque el bife duele y la realidad es cruda. Pero habrá que levantarse, porque de eso se trata esto.
La importancia del director técnico, con el correr de los años, empezó a ser cada vez mayor. Si bien los que juegan son los jugadores, el entrenador es quien los ubica en el campo de juego y les da las herramientas necesarias para que al cabo de 90 minutos se aseguren los 3 puntos. Pero si el DT comienza el día con una formación errónea, difícilmente se pueda terminar el partido con esos puntos e incluso se quedará con las manos vacías.
Gabriel Heinze explicó en ocasiones que tanto la línea de 3 como la de 4 son opciones válidas, para él, de cara a los compromisos que enfrenta. El mayor déficit en el planteo con Patronato fue la elección de Jesús Méndez como 5 tapón. Colocar como único volante central a un jugador de 33 años y que además nunca fue un 5 de contención fue el primer gran error de la tarde. El otro se dio al armar una última linea compuesta por jugadores en su totalidad lentos. Cubero, Laso y Torsiglieri no pueden jugar al mismo tiempo.
Otro inconveniente que se presentó en estos partidos es la relación entre laterales y wines. Ambos son puestos extremadamente importantes para el director técnico. El problema es que se superponen. Y eso sucede en varias ocasiones. Debe machacar Heinze en esta situación: cuando el lateral va por afuera, el extremo debe cerrarse. Y viceversa. Así podrán hacer en más de una ocasión el viejo y conocido 2-1 y desnivelar de esa forma en el costado del ataque fortinero.
A Vélez le sobran jugadores en un sector de la cancha y le falta en otros. El Fortín deberá sumar uno más en el mediocampo. Méndez no puede jamás adueñarse solo de esa zona. Necesita a Cáseres a su lado. En el fondo la mejor idea sería la de desarmar la línea de 3, volver a jugar con 4 y con el peruano Luis Abram como lateral izquierdo. En la delantera hoy en día Luis Amarilla parece estar más fino y en un mejor momento que Rodrigo Salinas. Misma situación para Matías Vargas por Agustín Bouzat, de quién se espera mucho más.
Mauro Zárate es 9. Eso es verdad. Pero con el correr de los minutos empecé a entender que en un equipo que necesita juego no es nada alocado colocarlo unos metros más atrás. Con Chacarita Mauro terminó por momentos en una posición incómoda por la expulsión de Cáseres. Pero ante el Patrón se vio una buena versión de él. De hecho, en varios pasajes del encuentro, el Fortín siente la Mauro-dependencia. Bajando unos metros el 9 no le da referencias a la defensa y puede volcarse a los costados. El entrenador debe pretender que desnivele con su gambeta o con alguna jugada asociada, una pared. En estos momentos, que juegue detrás del centrodelantero de turno es la mejor decisión para que Vélez sea más profundo. Algo que por determinados momentos consiguió.
Sucedió en pocos momentos, pero se dio. El equipo local estuvo lejos de jugar bien y merecer el triunfo. Pero también estuvo lejos de que la derrota fuera algo lógico. Vélez sufrió mucho la falta de eficacia, porque aunque sin jugar bien generó 5 o 6 jugadas claras de gol. El rival, con mucho menos, convirtió. El equipo no fue una maravilla, pero a veces la fortuna también juega un papel importante.
El equipo velezano debe mejorar. El entrenador tiene que entender los errores que cometió y corregirlos porque la situación lo amerita. Despues de haber cambiado todo eso será momento también de que la suerte, que en el fútbol existe y mucho, nos de una manito.
Guido De Bella
guido@somosvelez.com.ar
@guidomdebella