LOS CAMBIOS DEL RIVAL

Al igual que en la llave de Octavos de final, el encuentro del jueves va a mostrar algunos cambios en el rival aunque, seguramente, sean de nombres pero no se modifiquen mucho los sistemas ni los estilos.

Gustavo Alfaro declaró luego del encuentro en Liniers que el “partido del jueves será muy parecido” al del domingo. Es decir que reafirma la idea que apenas deberá decidir el reemplazante de Ábila, el cual sería Benedetto o Tévez. El jugador surgido de Arsenal es la primera opción pero continúa con molestias, mientras que si el que ingresa es el oriundo de Fuerte Apache jugará unos metros más retrasado dejando el puesto de centro delantero al ex Vélez. En cualquiera de los dos casos poco va a cambiar en el planteo defensivo del Fortín, en especial ante el gran rendimiento de los tres defensores como también de Nicolás Domínguez cubriendo el costado derecho.

Las otras variantes pueden estar en la mitad de la cancha. En la zona donde Vélez mostró su dominio en el Amalfitani, Alfaro podría repetir el cambio que hizo en la ida y poner a Villa en lugar de Pavón, jugadores con las mismas características. La otra duda está en el sector izquierdo donde el entrenador aún busca al reemplazante de Reynoso: Almendra no conformó en la última fecha de Libertadores, Capaldo tampoco lo dejó satisfecho el domingo y Campuzano fue la variante, Obando es otra posibilidad. Al igual que con los delanteros, las variantes son muy parecidas y no afectaría la forma de jugar del equipo.

Es decir que más allá de los cambios que puedan realizarse, el partido parece encaminarse a un desarrollo bastante similar al del domingo pasado. Puede esperarse que, impulsado por la localía, Alfaro intente que su equipo tenga un poco más de posesión y de hambre de gol. No por eso va a renunciar a las dos líneas de cuatro, bien marcadas y juntas, para aprovechar el contragolpe.

Vélez deberá tener paciencia y saber que un gol vale mucho en este tipo de partidos. Repetir la actuación del Amalfitani pero con efectividad, sería el cierre ideal de una llave que tanto el hincha como el equipo merecen gana