LAS OTRAS FIGURAS

LAS OTRAS FIGURAS

Lucas Hoyos y Lautaro Giannetti tuvieron un partido excepcional anteAtlético Tucumán y merecen su reconocimiento.

El presente de Vélez es engañoso. Tras la derrota contra un Tigre casi descendido en el José Amalfitani y Real Pilar por Copa Argentina, sumado al empate con Argentinos Juniors en La Paternal, muchos daban por hecho el ciclo de Gabriel Heinze como DT. Sin embargo, con la victoria del sábado ante Atlético Tucumán y con un juego muy eficaz parecería que cambiaron los aires por Liniers. Eso sí, el rendimiento de Lucas Hoyos y Lautaro Giannetti es algo continuo, no pasajero, y se vio demostrado de gran manera en el último partido.

Tras las partidas de Alan Aguerre y de César Rigamonti, Vélez estaba en la necesidad de reforzarse con dos arqueros de jerarquía. Alexander Domínguez, portero y capitán de la Selección de Ecuador convenció a la CD y luego llegó Lucas Hoyos, claramente para ser suplente. Las pésimas actuaciones del ecuatoriano le abrieron la puerta al ex Instituto de Córdoba quien hasta el día de hoy responde de gran manera como guardián del Fortín. Desde su consolidación, solamente recibió 10 goles en 10 partidos dando lógicamente un promedio de un tanto por partido pero vale aclarar que en 5 mantuvo el arco en 0. Ante el Decano, se mostró su mejor versión en cuanto a características: grandes reflejos, buenas salidas tanto por arriba como por abajo y por sobre todo, una gran voz de mando y de apoyo.

El que recibió esto último muchas veces el sábado fue su primer central. Lautaro Giannetti demostró una gran recuperación de la lesión que lo marginó el año pasado volviendo rápidamente a ser titular y capitán del Fortín. Si bien el nivel del Pupi ya era conocido ya que forma parte del plantel profesional de Vélez desde la Era Gareca, recién en la peor época del club tuvo su lugar donde claramente fue figura por sus desempeños pese a todo. Hoy, parecería que quiere revancha de todo lo que se bancó. Su nivel es excepcional y lo demuestra en cada partido. Al igual que el arquero, el sábado dió la nota y luego de Bouzat, fue la gran figura del encuentro al tener varios cierres perfectos y una gran capacidad para ganar las pelotas que iba a disputar. Pese a no tener botines de colores ni el reconocimiento de la prensa, el Pupi es un símbolo del último tiempo de Vélez por todo lo dicho anteriormente y esperemos que tanto su esfuerzo como su compromiso con la institución tenga recompensas de alguna manera.

Ramiro Boz

@ramiroboz