LAS CLAVES DE UN TRIUNFO CLAVE

LAS CLAVES DE UN TRIUNFO CLAVE

 

Gano Vélez y eso no tiene precio, el equipo necesitaba como el aire una victoria así, que te llena de confianza para encarar lo que viene. Fui uno de los pocos que no se sumó a la Gringomania inicial pero que luego de actitudes recientes y planteos más lógicos fui apreciando su trabajo.

En el primer tiempo frente a Belgrano habíamos vislumbrado un cambio y el mismo fue más notorio frente a River y lo que es aún más importante fue sostenido durante un lapso más grande del partido.

Para empezar se vio al equipo sin esa merma que solía mostrar en los segundos tiempos. Seguramente se debe al tipo de pretemporada realizada que exige de algunas fechas de juego para que el equipo luzca a punto para realizar esa presión alta que el DT tiene como bandera.

Dicha presión frente a River fue importantísima para hacer sentir incomodo al rival en cada una de sus salidas. Los tres de arriba de Vélez iban sobre los receptores y obligaban al que llevaba la pelota a meter un pelotazo frontal sin destino seguro. De esta presión surgieron al menos tres situaciones de gol para el Fortín: una la que Bouzat presiona a Martínez Quarta (fue un penal muy fino) y que Mauro define al primer palo, otra situación se dio cuando luego de presionar firme en la salida, se saca rápido un lateral hacia Zárate quien luego de sacarse a Pinola de encima define ancho al segundo palo. Y como corolario la jugada del gol donde Bouzat nuevamente va sobre la pelota y la misma quedó jugable para que Vargas limpie el área a pura gambeta.

 

 

El esquema se basa en dos triángulos, en ambos Santiago Cáseres es el vértice: uno de los triángulos es defensivo, donde Santi participa con los dos marcadores centrales, bajando a buscar la pelota y haciéndose patrón del equipo y el otro triangulo es hacia adelante donde se convierte en el apoyo de Domínguez y Robertone que cuentan con el volante central para tocar y volver a iniciar la jugada.

 

 

Deteniéndonos en el medio tenemos a los dos aceleradores de juego, Domínguez y Robertone son quienes comienzan a decidir por donde el equipo va a atacar, los encargados de jugar corto o habilitar profundo a los tres de arriba. Es interesante observar cómo se utiliza la pelota pinchada por arriba de los centrales (viejo gran recurso del Chapa Zapata) de esta forma vino el gol de Zárate en Córdoba y el sábado Lucas casi abra el marcador de la misma forma.

 

 

Otro gran recurso es la subida de los laterales que van con sentido, sobre todo en la derecha donde Hernán De la Fuente pasa y mete esa diagonal al área que lastima a la defensa.

En definitiva, el sábado se vio más clara la idea del DT: donde los tres de arriba junto a los volantes y a la subida de los laterales buscan la presión bien arriba para forzar el error rival y obtener una recuperación rápida.

Nos espera un rival complicado como Racing pero el equipo de Heinze comienza a aparecer y eso se celebra.

 

 

 

Juan Pablo Muzzio

juanpablo@somosvelez.com.ar

@jpmuzzio72