LA FIGURA: FERNANDO GAGO – Fecha 6​

“Que Pintita” fue clave en el mediocampo fortinero y fue autor de una gran salvada al final del primer tiempo.

Cuando Fernando Gago regresó a Vélez, creíamos que iba a ser partícipe de solamente algunos partidos. Por su edad, y su estado previo a pegar la vuelta, idearlo como un referente fuera de la cancha era lo más obvio, la misma Comisión Directiva en el día de su presentación lo dió a entender. Sin embargo, ya jugó tres partidos seguidos al hilo y fue esencial en cada uno de ellos.

Su jerarquía aporta y marca la diferencia. Solamente hace falta ver el contraste entre los pases y centros de él con los otros 21 jugadores que están en la cancha, con todo el respeto que se merecen. Fernando, obliga a su vez a que sus compañeros estén a su par y eso hace que sea un plus a la hora del desarrollo del juego y del potencial que puede dar cada uno. Ante Atlético Tucumán fue el motor del mediocampo, y eso que arrancó de atrás ante la posición de Gastón Giménez como segundo central. Por primera vez, el nacido en Ciudadela jugó de líbero y entre los centrales desde el vamos, ya que ante Estudiantes lo había hecho por una cuestión de cómo se dió el encuentro.

 

Clave a la hora de saltear líneas, le dió mucha profundidad a Vélez. Como también le dió varios respiros a la hora de agarrar la pelota y pensar, de bajar un poco la intensidad que propone Gabriel Heinze. No por una cuestión de hacer las cosas mal, al contrario, de saber manejar los tiempos del partido e idear jugadas con más claridad. Su momento más destacado en la noche fue cuando tras un fallo de cálculo entre Lucas Hoyos y Gastón Giménez, la pelota quedó boyando en el área sin nadie en el arco y Lucas Melano tenía todo servido para el empate del Decano pero apareció él para devolverle -con fortuna- el balón al 30 y volver a empezar. Una jugada que si bien demuestra imprecisión, también refleja lo que puede también dar el gran refuerzo del Fortín: un juego aguerrido, tirándose al piso y sin miedo a la mala suerte que lo acompañó durante un buen tiempo.

 

 

​​​​​​​​​​Ramiro Boz

​​​​​​​​​​@ramiroboz