“HEINZE CREYÓ QUE PODÍA CAMBIAR PARA MEJOR Y SE RESPETA”

“HEINZE CREYÓ QUE PODÍA CAMBIAR PARA MEJOR Y SE RESPETA”

Mauro Zárate es el emblema de Vélez en esta segunda parte de la Superliga y en el encuentro ante Racing fue reemplazado por Nazareno Bazán, justo cuando la Academia se volvía a poner en ventaja. El cambio llamó la atención en todo el mundo futbolístico y para hablar sobre ese tema fue entrevistado por Gustavo López y su equipo en “De una, otro buen momento” (Radio La Red AM 910, de 12 a 14).
La primera interpretación del cambio fue un malestar físico, sin embargo Mauro lo negó: “estaba bien, fue una decisión de Gabi” y para descartar cualquier conflicto con Heinze aclaró “él creyó que podía cambiar para mejor y se respeta.” Vale destacar la confianza con la que el jugador se refiere al técnico, ya sea natural o para evitar que se genere una novela en torno a este tema. Para demostrar la buena relación que mantiene con el entrenador contó que “le pregunté a Gabi y le dije que me sentía bien. Él me dijo que me quede tranquilo, que había jugado bien y me explicó lo que buscó con el cambio.” Finalmente contó que con Heinzesomos frontales pero siempre con respeto. Tampoco es meterse en el trabajo del técnico, pero él nos habla mucho. En especial Fabián (Cubero), yo y lo más grandes hablamos mucho con él.

Zárate explicó que el enojo por salir, el cual fue capturado por las cámaras durante la transmisión es lógico porque “a nadie le gusta salir. Si estás jugando mal te querés quedar para revertir la situación.”

Sobre la actualidad del equipo, Mauro se mostró satisfecho con lo hecho en los últimos encuentros y destacó que “hace tres partidos que venimos mejorando el nivel de juego y teniendo muchas ocasiones.” Y en cuanto al trabajo físico sostuvo que ” estamos trabajando bien y me siento muy bien. En los partidos me siento cada vez mejor y para el fútbol que estamos haciendo es importantísimo.” Sobre el encuentro ante la Academia se lamentó porque “se nos escapa al final, un empate hubiese sido justo.”

En cuanto al no estar conforme con su carrera explicó que su sueño “siempre fue jugar en un grande de Europa y hacer carrera ahí” y se lamentó porque “no me tocó, por error mío o por suerte que no tuve en su momento.” Cuando en el pasado declaró lo mismo algunos medios obviaron (¿malintencionadamente?) el hecho de referirse a equipos europeos, todos en Vélez sabemos que Mauro conoce la grandeza del Fortín.

Sobre el final se tomó un momento para recordar a su ex compañero Astori, el jugador de Fiorentina que falleció el domingo: “Era un profesional bárbaro, tomamos café con la mujer y la hija. Es inexplicable que una persona tan sana, un tipo ejemplar en todo sentido, tranquilo, sin problemas fuera del fútbol, se haya ido así… no lo puedo creer todavía.”

Por estas cosas Mauro Zárate también es ídolo en Vélez. Sabe el momento que está pasando el club, las cosas que se están poniendo en juego y que lo peor que puede pasar es un conflicto interno. Si lo hay, quedará guardado en el vestuario y se resolverá entre los protagonistas, mientras tanto seguiremos trabajando todos juntos para sacar al Fortín adelante.

 

Alejandro Germino

ale@somosvelez.com.ar

@alegermino