EXPLOTÓ HEINZE

EXPLOTÓ HEINZE

El técnico de Vélez vive intensamente los partidos. Se lo ve al borde del campo dando indicaciones permanentemente y hablando con los árbitros. Pero fuera de la cancha gana la calma, responde con serenidad y no se dedica a polemizar con los arbitrajes. El viernes ante Huracán fue la excepción.

“Es muy jodido jugar con tantas injusticias” resaltó Heinze en rueda de prensa tras el empate en Parque Patricios. Hernán Mastrángelo cobró acertadamente el penal para Huracán en la polémica que más influyó en el resultado, pero el técnico velezano estaba fastidioso por la distinta vara con la que el árbitro midió las faltas: “Lo que más me molestó es que condicionó a un equipo jugada tras jugada, no es fácil jugar así y lo que le decía es que se equivocó, que se puede equivocar; pero para los dos lados, y que lo reconozca. Lucho contra las injusticias que veo en el campo”.

Si la expulsión de Robertone no había saturado la paciencia de todo Vélez, la no expulsión de Rossi dos minutos más tarde fue lo que hizo estallar a todo el equipo. Poco hubiese cambiado porque todo ocurrió en tiempo agregado, pero esa seguidilla fue la muestra de la diferencia de criterio que el árbitro aplicó en el partido. La fuerte falta desde atrás de Chimino a Vargas, sancionada pero sin tarjeta, daba a entender que lo de Mastrángelo sería definitivamente malo.

En Vélez hace años que se evita la protesta sistemática contra el arbitraje, como sí lo hacen muchos equipos argentinos. Cansados de creer que “el que no llora no mama”, tampoco hay que bancarse cualquier atropello. Tardó más de un año y soportó muchas injusticias en contra de su equipo, pero esta vez Heinze explotó contra un flojo arbitraje.

Alejandro Germino

@alegermino