ESTA VEZ FUERON LÓGICOS

ESTA VEZ FUERON LÓGICOS

Nuevamente Vélez transitó una situación extraña en torno a un jugador sancionado y un partido suspendido. Luis Abram, expulsado ante Estudiantes, no podía jugar en la visita del Fortín a Colón pero como el partido fue suspendido surgió la duda si la sanción estaba cumplida o debería estar ausente ante San Lorenzo, el próximo lunes.

La lógica y el sentido común marcan que la sanción al peruano correría para el partido ante el Sabalero y cuando se reanude el central no estará habilitado. Sin embargo la lógica y el sentido común no son cosas que están muy presentes en AFA ni en el Comité de Disciplina, y como ejemplo de esto se puede recordar el caso de David Ramírez en el Clausura 2011, cuando fue suspendido “dos fechas” por llegar a la quinta amarilla.

Por la sexta fecha del torneo que finalmente consagraría al equipo de Ricardo Gareca, Vélez recibió a San Lorenzo en un partido de riesgo en cuanto a la seguridad. En la previa hubo enfrentamientos entre las hinchadas y en un episodio aparte Ramón Aramayo, hincha de la visita, falleció producto de un ataque cardíaco luego de ser detenido por intentar ingresar con droga al estadio. Esto provocó la ira del público azulgrana que provocó incidentes para suspender el partido. En los siete minutos que llegaron a disputarse, David Ramírez había sido titular.

El encuentro se completó cerca de un mes más tarde, en cancha de Boca. Ramírez llegó a la quinta amarilla en el juego anterior a la reanudación, en la 10° fecha ante Colón de Santa Fe. El Mago no pudo continuar en el equipo ante San Lorenzo y también fue suspendido para el partido de la fecha 11, entre Vélez y Quilmes. ¿Cuál fue la explicación? Desde AFA sostuvieron que el reglamento indica que el jugador sancionado debe cumplir con un partido completo de 90 minutos, pero que tampoco podía estar presente ante San Lorenzo por ser el encuentro inmediatamente posterior a la sanción.

¿Estaremos realmente ante una nueva AFA en la que la lógica está ante todo? ¿Tener prácticamente asegurada la permanencia favorece a que no haya decisiones extrañas contra Vélez? ¿O será simplemente que esta vez no hay un vacío legal? Cualquiera sea el motivo, ésta vez el Fortín no sufrirá las decisiones inéditas del Tribunal.

 

Alejandro Germinoa

le@somosvelez.com.ar

@alegermino