EL REFUERZO ESPERADO

Se cerraba la primera parte del torneo y Vélez tenía un problema claro, el delantero centro.

RamisSalinas o Almada no eran los indicados para está posición y a pesar de que Thiago las veces que entró de 9, rindió, este no era su lugar natural en la cancha.
Lo que necesitaba el conjunto de Heinze era claro: La llegada de un media punta, que se desempeñe de delantero centro y se pueda abrir por las bandas cuando el equipo lo necesite.
Todas estas características, describían perfectamente a Leandro Fernández.
El único gran problema, era su lesión.
En mayo, se había roto los ligamentos cruzados de la pierna izquierda, es decir más de 6 meses sin jugar.
Esto hizo que le cueste acomodarse en un plantel enérgico, como el de Gabriel Heinze. La falta de ritmo, hizo que se pierda el primer partido y luego vaya al banco en el segundo.
Su debut en Vélez fue contra River, entró faltando pocos minutos, pero desde el enfrentamiento con Huracan, fue titular y nunca más salió del 11.
Su primer gol llegó de penal vs su ex club Godoy Cruz y el segundo vs su otro ex club Independiente.
Si bien al principio se lo notó un poco ”pesado” por su inactividad, con el paso del tiempo se lo vio cada vez mejor.
Cerró su semestre en Vélez, convirtiendo el primer gol en la victoria vs Lanús por la Vuelta de los Octavos de la Copa de la Superliga.
A Leandro le quedan 6 meses más de contrato hasta que se termine el préstamo. La opción de compra es de 7 Millones de dólares por el 100% del pase.
Sin dudas, si afina la puntería, será un jugador clave de cara al próximo torneo.
Patricio Verde Martínez 
@PatoVM22
Foto: Vélez