EL INGENIO EN LAS POSICIONES

En los últimos partidos, Gabriel Heinze colocó a más de un jugador en un sector o rol que no es su habitual o característico.

Cada DT tiene su visión de ver el fútbol, y comprenderlo. Cada partido, merece una forma de plantearlo con una táctica y estrategia diferente. Los jugadores, se forman desde infantiles y/o inferiores en una determinada posición, o en algún sector. Gabriel Heinze, es un enfermo por este deporte y en su haber, hay más de un ejemplo sobre el cambio de lugar en la cancha de un determinado hombre, buscando potenciar su calidad individual y sobre todo, acoplándose a su idea.

Gastón Giménez es el principal con estas caracteristicas. El formoseño había llegado para ser enganche pero nunca lo hizo, ya que se posicionó como mediocampista (tanto de marca y de juego) tras la partida de Santiago Cáseres. Con su fútbol lírico y simple, logró su primera convocatoria a la Selección Argentina y un lugar entre los titulares. Tal es así que ante la llegada de Fernando Gago y los bajos rendimientos de Luis Abram, el ex Godoy Cruz y Estudiantes actualmente se encuentra jugando de segundo marcador central. Sin embargo, pese a lo que puede aportar en ese puesto (salida limpia, anticipos, visión, etc.) no se lo vió cómodo y preciso.

Otro caso presente, es el de Thiago Almada quien solía ser el natural suplente de Lucas Robertone y desde el inicio del campeonato se lo está viendo reposando por la banda izquierda buscando ser opción de desborde y remate desde afuera a pierna cambiada. El nacido en Fuerte Apache hizo su estreno en ese sector en el Sudamericano Sub 20 donde claramente se pudo notar que no pudo brindar todo lo que se esperaba de él. Si se lo pudo ver frente a River Plate jugando de falso 9 con ganas de atacar y desbordar, logrando el penal que luego marcó. También en ese partido, se podría remarcar el uso de Pablo Galdames y Nico Domínguez por momentos en el lugar de Tomás Guidara para una mayor cobertura en la mitad de cancha.

También desde su llegada a Vélez, Gabriel Heinze re-ubicó a una gran cantidad de jugadores donde empezaron a dar sus primeros pasos en Primera y/o potenciarse, en otros lugares a los que se los podía ver en inferiores. Casos como el de Francisco Ortega (de wing izquierdo a lateral), Lucas Robertone (mediocampista central de juego a volante ofensivo) o Luis Abram (lateral izquierdo a segundo marcador central) son dignos de admirar, porque además fueron aciertos. 

¿Qué puede aportar Heinze con este ingenio? Sin dudas, variantes a la hora de plantear los partidos. Sumado a la posibilidad de que uno o más jugadores no puedan ser de la partida, puedan otros hacer su trabajo sin problemas. Sin embargo, hay casos como el de Giménez son experimentos y podrían ser erróneos en pruebas como ante Defensa y Justicia. Habrá que ver cómo sigue el desempeño y crecimiento de todos. 

Ramiro Boz

@ramiroboz