EL FINAL DE LA PESADILLA

Hoy no les voy a hablar como periodista, les voy a hablar como hincha. Porque antes de ser periodista, soy hincha de Vélez, desde que nací.

Tengo 24 años y las cosas que viví con Vélez fueron únicas, inolvidables y, la gran mayoría, de pura felicidad. Hasta que llegaron los benditos tres años de bancarse las malas, de sufrir, de pasarla mal, de irme del Amalfitani, muchas veces, con lágrimas en los ojos.

Todo era incierto. No solo nos preocupábamos por el partido que debíamos jugar nosotros, sino también por los que tenían que disputar el resto de los equipos que estaban cerca de nosotros en la maldita tabla de promedios.

Nos la pasábamos haciendo cuentas durante el fin de semana para saber quién le tenía que ganar a quien, quién tenía que perder si o si siempre para que cada vez se aleje más de nosotros y así estar, de a poco, más lejos de las últimas posiciones.

Nuestros jugadores, nuestros jóvenes jugadores, tuvieron que hacerse grandes, crecer de golpe, para afrontar la situación.

Por suerte la pesadilla ya pasó. Ya no nos volvemos a casa llorando, ¡ahora salimos del hermoso Amalfitani bailando “¿Qué es lo que quiere la chola?”!. Abrazados, aliviados, festejando todos juntos.

Fue un camino largo, fue un camino duro. Tres años que, a mi parecer, fueron una eternidad. Nunca terminaba la pesadilla y la realidad era cada vez peor.

Hoy ya no hablamos de promedios, ni de descensos, ni de “B” Nacional. Hoy hablamos de Copa Sudamericana, de festejar haber quedado en el sexto puesto de la tabla para comenzar a jugar la Copa de la Superliga recién en los 8vos de final. Hoy pensamos en grande, hoy nos ubicamos nuevamente en el lugar que nunca tendríamos que haber dejado de estar.

Cerramos una muy buena campaña con una goleada a Lanús. Yo creo que, como se titula esta nota, podemos decirle de una vez por todas, adiós a la B Nacional. Adiós sufrimiento, tristeza e incertidumbre. Bienvenido, una vez más, el disfrute de ver al Fortín ganar. Nos merecíamos esto, por haber bancado tanto. Ahora no queda otra que disfrutar… ¡Vamos Vélez!

Aylén Nicolini

@AylenNicolini