EL CIELO TIENE UN TANQUE

EL CIELO TIENE UN TANQUE

Vélez Sarsfield se vistió de luto el fin de semana. Lamentablemente uno de los ex jugadores del club, Maxi Giusti, campeón en el equipo de Gareca del 2011 y semifinalista en la Copa Libertadores de ese año, perdió la vida en un accidente automovilístico, cuando se dirigía a San Nicolás en la madrugada del sábado.

A los 25 años el Tanque se fue; dejando un sabor amargo en los que lo vimos actuar con la V azulada.

Si bien el pibe no tuvo demasiada participación en el equipo  campeón del «Tigre», plagado de delanteros importantes como Santiago Silva, siempre que ingresó lo hizo con mucho esmero y dejando todo por la camiseta velezana jugando 5 encuentros por el torneo local y algún otro partido de Copa Libertadores.

Maxi se formó en las inferiores  en el club y luego pasó a primera división donde compartió la delantera con sus compañeros juveniles Agustín Vuletich y Ezequiel Rescaldani.

Luego de aquel campeonato, ya sin lugar en el equipo de Gareca, el Tanque emigró de Liniers, pasando por varios clubes de diferentes países.

Actualmente militaba en La Emilia, del Torneo Federal B, equipo al cual Vélez enfrentó por Copa Argentina en 2015 derrotándolo por 3-0.

Desde el corazón de cada hincha velezano, te vamos a recordar siempre porque sos parte de nuestra historia y gracias por formar parte de nuestra felicidad en aquel 2011, en el cual se prendía una estrella más en  Liniers.

Diego Bragaña

diego@somosvelez.com.ar

@DiegoBragaña