EJEMPLO DE SUPERACIÓN

Braian Cufré fue uno de los jugadores más importantes de la temporada en el equipo de Heinze.

Si debemos nombrar a jugadores que fueron muy criticados durante los últimos años, seguramente sea uno de los principales. Sus bajos rendimientos e imprecisiones en momentos donde las papas quemaban fueron los motivos para que Braian Cufré sea cuestionado por mucho tiempo. Sin ir más lejos, y ante la falta de un suplente en su puesto, Gabriel Heinze decidió convertir a Francisco Ortega en lateral izquierdo y lo utilizó en gran parte de la Temporada 2017/18.

Sin embargo, Braian tomó revancha de todo eso y hoy es una de las piezas claves del equipo del Mister. Su participación constante en los partidos fue (y es) su fuerte. En labores defensivas, un jugador aguerrido y temperamental -lo que le costó más de una tarjeta- y cuando pasa al ataque, es fundamental su colaboración con Matías Vargas. Desde la época de Emiliano Papa que en Vélez no se veía un lateral izquierdo con tanta subida, lo cual hace que además de ser una rueda de auxilio para el Monito o Thiago Almada, tenga el también su chance de asistir y marcar, como lo hizo varias veces.

En la Temporada 2018/19 tuvo unos números realmente buenos. Participó de 24 partidos (20 de Superliga y 4 de Copa de la Superliga) y anotó 3 goles, todos con su pierna hábil: la zurda. Le marcó a Talleres, a Belgrano -un auténtico golazo- y a Huracán. A su vez, tuvo una cantidad de 585 pases efectivos y 17 quites ganados. En lo que respecta a la disciplina recibió 12 faltas y convirtió 25, lo que le valió de 4 tarjetas amarillas y la recordada expulsión ante Colón.

Esperemos que Braian continúe superándose a sí mismo y que pueda conectarse tan bien con quien sea el reemplazante de Matías Vargas como lo hacía con él, porque si ambos andan bien, el Fortín también.

 

Ramiro Boz
@ramiroboz