DE GALERA Y GASTÓN

Corría junio de 2018 y los aires en Vélez no eran los mejores. Una reciente eliminación en primera ronda de Copa Argentina provocaría el fastidio de Gabriel Heinze ante la falta de refuerzos sumado a las salidas de jugadores importantes que debilitaron al equipo. 

Fue así que los directivos y el manager no tardaron en ponerse a la búsqueda de nuevas incorporaciones. 

Y el primero en llegar fue Gastón Giménez desde Estudiantes de la Plata. Viejo conocido del Gringo de su paso por Godoy Cruz, “El Tonga” fue mirado de reojo al llegar a Liniers, es que las referencias que venían desde 1 y 57 no eran las mejores. 

Pero atrás quedaron rápidamente esas dudas que venían desde La Plata y fue así que el nacido en Formosa logró amoldarse sin problemas al mundo Vélez desde un principio convirtiéndose así en estandarte fundamental del equipo de Heinze con actuaciones sobresalientes que hasta incluso lo llevaron a su tope máximo allá por noviembre de 2018 cuando el DT de la selección mayor lo citó a disputar una serie de amistosos con el combinado nacional. 

En unos primeros seis meses extraordinarios logró afianzarse en el mediocampo junto a Nicolás Domínguez y lograron ser la base de este Vélez con su recuperación y pase al instante, incluido el ser siempre salida del fondo del “Fortín” metiendose entre los centrales a buscar el balón siendo así salida para Vélez.

Desde su arribo al club “El Tonga” disputó 24 encuentros -todos de titular- y logró convertir su primer gol ante Lanús en el partido de ida de octavos de final de la Copa de la Superliga. 

El gran cierre de año le permitió este nuevo año apoderarse de la cinta de capitán luego de las ausencias de Gastón Díaz y Fabian Cubero, convirtiéndose así en un jugador de suma importancia para el plantel. Cinta que termino usando en el último partido de la temporada justamente en la eliminación ante Boca. 

En lo que refiere a su comportamiento dentro del campo de juego, Gimenez a sido sin lugar a dudas un pilar fundamental ya que solamente a recibido 3 tarjetas amarillas y 1 Roja -estadísticas sacadas del sitio web- poco para la posición que ocupa. 

Lírico y con mucha clase como pocos jugadores del fútbol argentino, Giménez nos deleita con sus rabonas, sombreritos y la sencillez de salir en jugadas de aprietos, esperemos que para esta nueva temporada nos siga encantando con su juego.

 

Gianluca Schinca

@SchincaGianluca