CON PENA Y SIN GLORIA

Alexander Domínguez atraviesa un duro momento futbolístico en su carrera. El arquero fortinero que llegó a Vélez allá por julio de 2018 y luego perdió el puesto con Lucas Hoyos parece no encontrar el rumbo y rendimiento que lo llevó a ser campeón de America y ser mirado por varios clubes importantes del continente. 

Tan solo un partido en el año había disputado “Alex” (vs Real Pilar por Copa Argentina) y fue así que el entrenador Hernan Darío Gómez le dio la confianza al arquero de 32 años para adueñarse del arco Ecuatoriano para esta Copa America 2019 en Brasil. 

El arquero de Vélez disputó todos los partidos como titular representando a su país en esta competencia y su rendimiento no fue el mejor. Si bien el fútbol ecuatoriano atraviesa una etapa de recambio y transición “Alex” tuvo una performance muy por debajo del nivel que llevó a los directivos y Gabriel Heinze a posar sus ojos en el. 

Disputó el total de los partidos recibiendo 7 goles en 3 presentaciones con errores groseros como el gol de Japón en su último partido por fase de grupos, empate que le propinó a Ecuador la eliminación de la Copa America en primera ronda. 

Pocas cosas se pueden rescatar de la actuación del ecuatoriano en Brasil, quizás la oportunidad de haber podido sumar minutos luego de mucho tiempo que sin lugar a dudas lo dejaron expuesto una vez más. 

Alexander dejó pasar una linda oportunidad de mostrarse y estará en el volver a recuperar el nivel que lo trajo a Vélez. Un paso en brasil con mucha pena y nada de gloria. 

Gianluca Schinca

@SchincaGianluca