CAMBIOS DE FORMAS

CAMBIOS DE FORMAS

 

Gabriel Heinze tiene una forma muy particular de trabajar y manejarse, en especial hacia el público y la prensa, a quienes mantiene a distancia y con una relación fría.

En el estilo de juego que quiere imponer se ve una continuidad del trabajo que el Negro Gómez hace en la Reserva y que llevó a cabo los cuatro partidos que pudo dirigir en Primera División tras la renuncia de Omar De Felippe. Tras un mal arranque, con picos muy bajos ante Chacarita y Patronato, el rendimiento mejoró y llegó a puntos altos como fueron los partidos frente a River y Racing. Algo fundamental no lo está acompañando y son los resultados, apenas 9 puntos sobre los 24 disputados en este 2018.
El estilo de trabajo es resaltado por los jugadores, el cual se caracteriza por la repetición, prestar especial atención a los detalles y, por sobre todas las cosas, la intensidad. Pero también ese trabajo se realiza a puertas cerradas y con mínima atención a la prensa, un estilo que puede justificarse en la búsqueda de tranquilidad y dar la menor cantidad posible de señales (a propios y ajenos) de los planteos para el partido siguiente.

Tras el empate con Arsenal en condición de visitante y luego de tener, como en las primeras fechas, un rendimiento regular, algunos detalles cambiaron: Heinze dispuso darle dos días libres (lunes y martes) a los jugadores, cuando lo habitual era un entrenamiento regenerativo al día siguiente y el descanso el día posterior; y entrenamientos abiertos toda la semana, con atención a la prensa por parte de los jugadores. ¿Habrá sido el partido del domingo el punto de quiebre de una forma de trabajo particular? ¿Será un cambio temporal, por el hecho de no tener fecha el próximo fin de semana?.

La semana comenzó con rumores, con temores o deseos (según cada uno) de renuncia y cambios profundos. Por el momento los cambios son tan sólo en la metodología de trabajo, en la atención a la prensa y darle la posibilidad al socio de acercarse a la Villa Olímpica y ver a sus jugadores. Algo que puede ayudar a mejorar la relación del hincha con el entrenador, a quien aún se lo ve de reojo, pero lo importante será que el cambio se vea en la cancha y se plasme en los resultados.

 

Alejandro Germino

ale@somosvelez.com.ar

@alegermino

Foto: Prensa Vélez Sarsfield