BALANCE APROBADO

En la noche del miércoles se llevó a cabo en el Estadio Víctor Barba, en el 4° piso de la sede del club, la Asamblea ordinaria en la que se presentó la Memoria y Balance del período julio 2018 – junio 2019. El acto transcurrió sin mayores inconvenientes y se aprobó el balance que arrojó un superávit de $370 millones.

La convocatoria estaba realizada para las 19.30 pero el acto arrancó una hora más tarde. Comenzó con un video institucional, con el repaso de buenos momentos futbolísticos, las obras en el Polideportivo e imágenes de las diversas actividades que tiene el club. Luego, el presidente Sergio Rapisarda dio inicio formal a la Asamblea y se realizó el habitual minuto de silencio en honor a los socios fallecidos en el año. Superadas las primeras formalidades se declararon “Socios Honorarios” a 16 ex combatientes de Malvinas para luego pasar a la presentación del balance.

El ejercicio 109, que fue de julio 2018 a junio 2019, lo presentó el vicepresidente 2°, Augusto Costa, quien dio detalles de la economía general del club. La primera aclaración sobre el balance fue explicar que se debieron actualizar todos los valores respecto a junio 2019, producto de la inflación que sufre el país. Sin estar obligados por ley, pero para poder realizar una comparación más real, también se realizó la actualización del período 2017-2018. Lo más importante fue la reducción del pasivo del club, el cual se achicó en un 38% y se logró mantener el superávit operativo. En este sentido valoró que la deuda total, que ronda los $520 millones, representa el 70% del activo corriente, es decir que se puede respaldar lo que se debe con patrimonio “líquido” del club. En el mismo tema destacó que el 81% del pasivo es deuda, del cual el 42% son cuotas de compras de jugadores que restan abonar. Para dar tranquilidad Costa destacó que “es un pasivo totalmente administrable.”

En cuanto a los ingresos, Costa detalló el porcentaje que implica cada uno para las arcas del club. Excluyendo la venta de jugadores, que es sin dudas la principal fuente, el 29% llega a través de la cuota social, 22% son ingresos por el Instituto Dalmacio Vélez Sarsfield, apenas 17% provienen de los derechos televisivos, 12% por el uso del estadio, 9% de publicidad, y un 11% tienen diversos orígenes. Esto marca la importancia que tiene para el club ser socio y estar al día. Para el cierre dejó la muestra de las obras “más importantes” que está llevando adelante el club: el Campus Victorio Spinetto, el Espacio Multifunción II, el ingreso al Patinódromo y el reacondicionamiento de la Popular Oeste, costaron U$S 2 millones y sumado a esto se aumentó un 30% el presupuesto para el mantenimiento general, lo que valoró como “un gran orgullo para la institución.”

Tras la presentación se pasó a las preguntas de los representantes de socios, en las cuales se explicó la referencia a deudas bancarias. En este sentido Costa recordó que al no realizar ventas en el verano se tomó crédito bancario para cubrir el déficit del primer semestre, pero que las transferencias de Vargas y Domínguez logran cubrir cómodamente esos gastos: “quienes recibieron ofertas en enero, fueron mucho mejor vendidos en agosto” sostuvo el vicepresidente. También se aclaró que el aumento del gasto en salarios y primas de jugadores y cuerpo técnico (casi un 100%) no se debe que están sujetos al valor del dólar sino que los mejores resultados deportivos llevaron a mejorar los sueldos y los premios.

Finalmente se pasó a la aprobación del ejercicio sin voces que se manifestaran en contra y concluyó así una nueva Asamblea de socios.