ASÍ JUEGA EL RIVAL

Vélez recibirá a Colón de Santa Fe con la obligación de ganar para cambiar la imagen que dejó la semana pasada en el Sur y para no quedar totalmente afuera del campeonato y de la ilusión de volver a la Libertadores 2021.

A diferencia de los últimos rivales que enfrentó el Fortín, Colón tiene un estilo de juego en el que busca ser protagonista e intenta dominar al rival con posesión de pelota y varios jugadores ofensivos. El equipo de Lavallén llegará al Amalfitani tras la derrota en la final de la Copa Sudamericana y habiéndose recuperado de ese golpe como local ante Estudiantes. En ese partido el Sabalero mostró varias de sus virtudes, como también algunos defectos que los dirigidos por Heinze deberán aprovechar para volver a estar en carrera.

Colón apuesta al poderío ofensivo que tiene con el colombiano Wilson Morelo y el Pulga Rodríguez. Entre los dos se reparten el frente de ataque y ambos tienen la capacidad de estar entre los centrales como retroceder varios metros para asistir y armar juego. Entre los volantes también se juntan jugadores de buen pie y con más características ofensivas que de marca como son Bernardi y Zuqui, a quienes se les suman los laterales con mucha proyección. Allí habrá un duelo personal, como suele plantear Heinze, con Domínguez y el tercer volante velezano, más el retroceso de los extremos.

Salvo que modifique sustancialmente el estilo de juego que lo llevó a su primera final internacional, esta apuesta ofensiva que tiene Colón le dará más espacios al ataque del Fortín. Los santafesinos incluso sufrieron el contra ataque de Estudiantes al estar ganando, un defecto que también ha tenido Vélez en varios pasajes del torneo. También ha demostrado tener falencias en la pelota parada, especialmente en la defensa, ya que la pegada de Rodríguez es un arma más que interesante para su ataque.

Colón es un equipo ambicioso, con sed de revancha y que necesita sumar para superar el dolor por la final perdida y para alejarse de la zona baja en la tabla de los promedios. Para Vélez esta ambición es tan peligrosa como positiva, ya que los últimos encuentros ante rivales que se cierran atrás y buscan llegar de contra ataque tuvo problemas para generar riesgo. El partido seguramente tendrá un alto nivel de intensidad y el equipo de Heinze deberá recuperar la precisión, especialmente de tres cuartos de cancha hacia adelante, para volver a convertir, volver a ganar y volver a estar en la pelea.

 

 

Alejandro Germino

@alegermino