ASÍ JUEGA EL RIVAL

Independiente es uno de los equipos de la Superliga que más se parece a Vélez en cuanto a su estilo y funcionamiento. El equipo de Holan tiene cinco puntos menos que el de Heinze y busca asegurarse su clasificación a la Copa Sudamericana del 2020.

En el planteo táctico aparece la primera similitud entre el Rojo y el Fortín, porque ambos pueden variar de sistema según el rival o los jugadores disponibles. La preferencia de ambos es la línea de cuatro defensores, dos volantes centrales, un enganche y tres delanteros, las formaciones que posiblemente apliquen este sábado en el Libertadores de América. La propuesta también es similar, mucha posición y movilidad para llegar al arco rival con varios jugadores, a la vez que se presiona en campo contrario una vez que se pierde la pelota.

En conferencia de prensa, Gabriel Heinze destacó que los duelos individuales serán la clave del partido. Independiente sufrirá las bajas de Figal, expulsado ante River, Nicolás Domingo con cinco amarillas y Burdisso lesionado. La dupla central (Alan Franco y Brítez) es rápida pero sufre en el retroceso, lo mismo que los laterales Bustos y Sánchez Miño que se destacan más por sus incursiones ofensivas que por la marca. Ante la suspensión de Domingo está la posibilidad que Pablo Pérez sea el único “cinco” lo que hace perder marca a Independiente, ya que el ex Newell’s estará acompañado por Pablo Hernández y Fernando Gaibor son volantes que generan juego y llegan al gol. El tridente ofensivo tiene dos extremos que suelen ir hacia adentro, como Benítez y Cecilio Domínguez, y un 9 clásico como Silvio Romero que no está en su mejor momento pero que cuenta con el apoyo del técnico. Detrás de ellos Martín Campaña, un arquero seguro y que responde en los momentos críticos.

Tan parecidos son los equipos y las cualidades de los jugadores que hasta sufren el mismo problema, una muy baja contundencia. Los dos generan gran cantidad de situaciones de gol y de distintas formas, por las bandas, por el centro, con remates de media distancia y pelota parada, pero ninguno puede aprovechar al máximo cada llegada al arco rival. Es cierto que en Independiente este problema está “autoinfringido” ya que en el último mercado de pases dejó ir a Gigliotti, quien sigue siendo su goleador en esta Superliga.

El equipo que menos tenga la pelota será el que más sufra, ya que ninguno de los dos es bueno sin la posesión. Tal como manifestó Heinze, los duelos personales y en especial los de la mitad de la cancha y los laterales vs extremos, serán la clave de un partido que será disputado y jugado como un duelo de ajedrez. El último detalle que definirá el encuentro será, sin dudas, la eficacia, una característica que ninguno de los dos tiene.

Alejandro Germino

@alegermino