¡AHORA SI, GRINGO!

Vélez ganó por primera vez en la Superliga y supo demostrar el potencial del equipo

Criticar, no siempre es de mala gente. Hay veces que la crítica puede ser constructiva, u obvia como en este caso. Quienes apoyamos a Gabriel Heinze y nos sentimos identificados con su juego dentro de la cancha, no nos ibamos a bajar del barco por una seguidilla de malos resultados que hicieron que cueste el arranque. Vélez, al parecer, ya puso segunda y ahora La Gringoneta deberá demostrar todo lo que se supo hacer el semestre anterior.

El Fortín jugó a lo suyo, como siempre. Sin embargo, Heinze cambió y eso era lo que más necesitaba Vélez. Desde el arranque, colocó a Agustín Bouzat y a Lucas Janson como correspondía: por derecha e izquierda respectivamente. El sistema de juego fue el mismo que contra Lanús y el primer gol, casi identico al primero con Racing. Sin embargo, el antes y después del partido fue la entrada -y regreso- de Fernando Gago a los 53 minutos. Pintita no solo aportó su jerarquía y calidad de toque, si no también ordenó al equipo y se posicionó en la mitad de cancha. Nada de jugar entre los centrales como Gastón Giménez, lo que obliga a que Vélez quede siempre atrás. Además, Maxi Romero cumplió en el deber de su posición: corrió, encaró, desbordó, pivoteó y asistió. Ahora si, Vélez encontró su 9 ideal al sistema obligado.

En cuanto a juego, parecería que Vélez intenta ya salir de esos “arranques” que le cuestan. Eso sí, hay que resaltar lo bien que cumplieron los refuerzos. Todos fueron claves y figuras. Desde Tomás Guidara que fue el primero ek llegar hasta Lucas Janson que anotó por primera vez con la camiseta velezana. Quedará esperar a Matías De Los Santos, quien podría ser un buen relevo para Luis Abram que desde su regreso de la Copa América no está teniendo una buena performance. Por ahora festeje y alegrese Vélez, que hacía rato no bailabamos La Chola.

Ramiro Boz

@ramiroboz