AHORA, A PEGAR EL SALTO

Vélez logró su tercera victoria al hilo y llegó a los siete partidos como invicto de local.

Cuando hablamos de la palabra cambio, es algo que hoy está presente en Vélez. Es que Gabriel Heinze, parecería no ser el mismo que hace un mes al menos. Su soberbia y el apoyo a sus convicciones, hoy van quedando de lado.

Si bien el estilo de juego siempre es el mismo, la lectura de estos durante son distintos. ¿Cuántas veces nos hemos quejado de que Heinze no sabía cerrar los partidos? ¿Cuántas veces hemos pensado o tenido temor a salir a jugar los segundos tiempos tras la gran intensidad con la que se jugó el primero? Bueno, hoy esas preguntas al parecer van quedando atrás. Tres victorias al hilo, ante rivales de buen nombre y/o presente y en cada una de ellas, una forma diferente.

Entonces, ¿qué le falta a Vélez para poder ser campeón?. Es posible que la respuesta sea tener un buen balance a la hora de enfrentar a los denominados grandes. Después, nada. Cada cosa que ideó y se propuso Heinze, la logró y hoy está saldando su gran deuda pendiente con creces. Su identidad de juego está plasmada y encontró en dos de sus refuerzos (Maximiliano Romero y Lucas Janson) piezas claves tanto para marcar como para asistir, lo cual hizo que en lo que va del torneo solamente en la primer fecha no convierta goles, casualmente cuando Maxi no fue titular y el ex Tigre no concentró.

Los próximos partidos son quizás una recta muy pero muy importante. Ahora es el momento para poder ver si nos ilusionamos de verdad -porque la ilusión siempre está- con este plantel que ya nos llenó de esperanzas en más de una oportunidad.

Ramiro Boz

@ramiroboz