NO LLORE MONITO, NO LLORE

NO LLORE MONITO, NO LLORE

Usted no Monito. ¡Vamos no me haga un puchero así! Yo sé que duele, carajo como no va a doler si hace apenas unos días yo lo escuche decir que su sueño era jugar la Libertadores con Vélez.

Lo se Mono, sé que esa sensación de mierda por errar el penal es de esa clase de bronca que quema el pecho y hace que las lágrimas broten solas. También sé que esas lágrimas son de impotencia, de bronca contenida por saber que el diablo metió la cola y se vistió de injusticia. Pero esto es fútbol Mono querido y a veces toca perder aunque uno haya dejado el alma en la cancha.

Hay veces que un golpe sirve para hacerse fuerte, que ayuda a tomar envión. Usted ayer jugo como se juegan estos partidos y le toca la fulera de errar el penal pero de todo se aprende Mono, la próxima vez el remate será fuerte y al medio como para arrancarle el marote al arquero.

Por eso Monito séquese esas lágrimas, respire hondo que el domingo y use la bronca como motor. El domingo hay revancha y la tiene que romper toda.

 

Juan Pablo Muzzio

juanpablo@somosvelez.com.ar

@jpmuzzio72