“YA TENGO DECIDIDO QUE VOY A VOLVER A VÉLEZ”

El disparador de estas palabras fue la nota en Olé a Mauro Zárate. Eso me hizo pensar en lo complicado de la idolatría y sus formas.

Para nosotros hablar de Mauro siempre es algo que nos hace sonreír y al que sentimos muy propio. Será, por eso, que cuando volvió hace dos años provocó una revolución por Liniers.

En esa nota dice: “Ya tengo decidido que voy a volver a Vélez” y a nosotros se nos cae la baba de solo imaginarlo; porque tenemos muy en claro que esa frase no es de compromiso, que si Mauro dice eso es porque está convencido de cumplirlo.

Últimamente, nos acostumbramos a desilusionarnos con algunos que decían amar al club y cuando había que poner la cara decidieron elegir por los billetes. Pero sabemos que el compromiso de un Zarate se cumple siempre.

Nosotros los hinchas no sabemos de compromisos contractuales ni de obligaciones lo único que nos importa es que las palabras sean acompañadas por los hechos y Mauro es un especialista en eso.

Cerrando la entrevista deja una respuesta que no sé a vos, pero a mí me hizo temblar: “Me encantaría volver a Vélez con un lindo equipo y pelear cosas importantes. Hay muchos jugadores que están afuera y se puede dar que volvamos todos juntos para volver a tener un Vélez competitivo como en la época de Ricardo Gareca” y ¿qué querés que te diga? Ahí la cabeza se me disparó, me imaginé a Mauro jugando corto con el Enano, soñé con Ota mandando en la defensa.  No paro de pensar en Ricky metiendo la pelota en cortada, mientras Lucas cortina la entrada de Maurito que define bajo y esquinado para llenarnos la boca de gol. ¿Qué querés que te diga? Si desde que leí eso no dejo de cantar en voz baja “Que la Copa Libertadores se queda en Liniers”.

Sé que, por ahora, es solo un sueño, pero… ¡Mierda, qué es lindo soñar así!

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

Juan Pablo Muzzio

juanpablo@somosvelez.com.ar

@jpmuzzio72

 

Deja un comentario