¿VOLVÉ MAURO?

¿VOLVÉ MAURO?

¿A quien no le gustaría que Maurito vuelva a su casa?, esa pregunta tiene una respuesta tan pero tan simple y obvia que la respuesta sale a la luz incluso antes que sea terminada la pregunta. A todos los fortineros que queremos ver un tipo que se deslome por Vélez, que deje todo por la camiseta nos gustaría ver a jugadores de la talla de Mauro Zárate vistiendo la V Azulada en el césped del Amalfitani.

Pero esa respuesta inmediatamente se comienza a llenar de cuestionamientos cuando pensamos en todas las cuestiones contractuales que se tienen que dar, una tras otra las “barreras” a su vuelta comienzan a surgir. Que está a préstamo en su club y tiene que volver a Inglaterra para poder negociar nosotros, que se rompió la pierna y tiene que ponerse a punto de nuevo (algo que no hay dudas que está siendo superado cada vez con más certezas viendo sus últimos rendimientos), que hay que ver si la dirigencia quiere que venga y algunas más.

Todas esas cuestiones son meras circunstancias que podrán ser superadas sin ningún tipo de duda porque sabemos que Mauro da todo por volver a vestir nuestra camiseta porque la quiere como uno más de nosotros, porque la ama como a ninguna otra camiseta y porque el sabe que Vélez es su casa y que tiene todo dado para buscar la gloria con sus colores y pasar a integrar ese Olimpo Fortinero que tantos jugadores ocupan y al cual Maurito está cerca de llegar con sus 30 años.

Ahora bien, entre tanta necesidad del hincha, tanta exigencia, tanto pedido, tanta palabra gastada hablando de Mauro y tanta demostración de afecto mutuo entre el y nosotros ¿por que no podemos pensar en su bienestar?…

Me encantaría que vuelva, me ilusiona siempre la mera posibilidad de verlo jugar en el Amalfitani y gritar sus goles pero al ver tanto pedido en forma de reclamo espetando su vuelta creo que tenemos que dejar de ser tan egoístas y pensar en él porque siempre piensa en nosotros pero esta relación – como cualquier otra – tiene que ser de ida y vuelta y para que funcione del mejor modo creo que tiene que tener su chance de triunfar en Europa para después venir a darnos sus últimos años de fútbol.

Mauro, quedate unos meses mas allá, unos años y disfruta, disfruta muchísimo porque creo que si volvés y tu llegada no es esa llegada salvadora que todos creen que va a ser mi instinto me dice que muchos van a ser unos desagradecidos y van a putearte a más no poder porque el hincha es eso muchas veces (y me incluyo), un desagradecido que puede machacarle todo tipo de fracasos al ídolo haciendo esos fracasos propios de ese jugador pero colgarse en sus victorias como si fueran propias.

Esta ambigüedad de sentimientos hace que el hincha irracional implore que Maurito vuelva a casa, que nos saque de esta mierda en la que estamos y que gane Vélez y todo el año es carnaval, pero el ser racional que no se saca el traje de hincha piensa que por una vez en la vida debemos no ser egoístas y dejarlo ser libre, porque si tanto lo amamos como decimos debemos dejar que sea libre aún sin que esté con nosotros para que busque su felicidad y el día de mañana nos pueda dar todo lo que tiene.

Hagas lo que hagas Mauro, te juro que nunca voy a cambiar mi opinión respecto de tu persona, vas a seguir estando a peldaños del Olimpo Fortinero y se que lo vas a alcanzar para estar en lo más alto con los HEROES CAMPEONES DE TODO, con Carlitos, con El Daniel, con Spinetto, con Don Pepe y con tantos otros que escribieron nuestras páginas de gloria.

 

Maxi Eze Pardo

maxi@somosvelez.com.ar

@MaxVelez_