VA QUERIENDO, FLACO

Había que ganar, y se ganó. Vélez obtuvo un resultado muy importante el día de ayer en el estadio José Amalfitani, triunfo que lo deja con un poco de “tranquilidad” y una diferencia que lo obliga a ir a Colombia sin obligaciones de tener que ir a buscar, un resultado, un gol o a cuidar la diferencia, si a hacer un buen partido y no pasar sobresaltos, es decir ir sin obligaciones.
Ahora bien, este Vélez, el equipo del Flaco Pellegrino que con el correr de los partidos pareciera ir asentándose y encontrando esa idea y funcionamiento que tanto le insistíamos al plantel y cuerpo técnico. Porque este equipo tiene cosas interesantes y positivas, y se han podido ver en estos partidos, y una de ellas es que este Vélez, puede jugar mal o no convencer, pero se apoya en los resultados, en los momentos adversos, nunca termina siendo superado por el rival y más todavía, no pierde.
Este equipo tiene facetas claras y puntos altos, y una de ellas es Thiago Almada quien está pasando un momento muy alto, la seguridad que se transmite desde el arco con Alexander Domínguez y Lucas Hoyos, la soltura y calidad con la que controla y maneja los hilos del equipo Ricky Álvarez y el hecho de saber “cuidar” o “cerrar” los partidos en los momentos adversos cuando el rival va en busca de ellos sin pasar sobresaltos.
Bien, para corregir hay muchísimas cosas, no vamos a ser ciegos. Lo cierto es que este Vélez de a poco comienza a caminar, a trazar su camino y conseguir resultados que ilusionan. Supo luchar contra los obstáculos que le puso el Covid-19 en el día de ayer y se sobrepuso. Y uno de los principales artífices de este momento es Mauricio Pellegrino.
Va queriendo, Flaco. Este es el camino.  
Gianluca Schinca
@gianlucaschincaok