UNO X UNO VS ARGENTINOS JUNIORS

Lucas Hoyos (7): No tuvo una noche complicada. Cuando le tocó reaccionar lo hizo de gran manera.

Tomás Guidara (7): Gran partido del cordobés. Supo proyectarse de gran manera y asociarse con Centurión, a quien le dió un pase exquisito para que asista a Romero en el primer gol

Lautaro Giannetti (7): Bien, como siempre. Fue determinante para opacar a dos delanteros importantes como Silva y Hauche. 

Luis Abram (6): Un puntito más que ante Arsenal al compartir zaga con el Pupi, lo cual le facilitó las cosas. Sufrió a Edwar López en el PT.

Braian Cufré (6): Alternó entre buenas y malas. Tomó tanta confianza con el correr de los minutos que en más de una oportunidad se aprovechó y terminó perdiendo la pelota en sectores claves. 


Pablo Galdames (5): Quizás mereció un puntaje más alto ya que tuvo mucha participación en el transcurso del encuentro. Sin embargo, en el primer tiempo no logró hacer pie y fue el principal motivo por el cual Vélez no lograba encontrarle rumbo a este. 

Gastón Giménez (6): No jugó un mal partido, al contrario. Sin embargo, no logró estar cómodo en ningún momento por los cambios constantes de posición. Cuando el hincha empezó a ovacionarlo, agarró más confianza. 

Thiago Almada (8): Atrevido, con personalidad y ganas. Así lo queremos, siempre. Si Thiago anda bien, Vélez anda bien. Ayer fue una muestra de eso y de cómo viene levantando su nivel. Convirtió el segundo gol y pudo haber hecho varios más. “No sabía caminar pero ya sabía pegarle a la pelota”, me comentó una vez Esteban el As!, el primer rapero del país y líder del grupo F.A (Fuerte Apache) Y sí, quedó evidenciado con esa sutileza con la que intenta e inventa. Así te queremos, Guayo.

 


Lucas Janson (5): Lejos del nivel que tuvo frente a Arsenal. Fue intrascendente en el partido y no tuvo tanto ocasiones como alguna que otra jugada. Almada se recostó mucho por su sector.

Ricardo Centurión (9): Basta con ver los resumenes del partido para elegirlo La Figura. Si hay algo que tienen los cracks, los jugadores distintos es que pueden no aparecer, pero ser determinantes. Ayer, Ricky demostró eso. No le estaban saliendo bien las cosas. Intentaba y no concretaba los avances. Hasta que le llegó ese pase de Guidara y asistió a Romero para el primer tanto. En el segundo tiempo, dió una clase de Joga Bonito en el Amalfitani para que los fortineros nos cansemos de aplaudirlo. Flaquito así como es, no lo pudieron bajar en ningún momento y así terminó concretando otra asistencia, esta vez para Thiago Almada. Metió chiches, bicicletas, gambetas. Le faltó el gol. Quedó demostrado que en Vélez está cómodo, y que si sigue así, con la cabeza puesta, puede volver a la Selección. Disfrutemoslo, tenemos al mejor jugador del fútbol argentino. Dependerá de él agregarle el “profesional” luego del sustantivo.

Maxi Romero (8): Así como lo hemos criticado tanto, hoy hay que aplaudirlo. Están llegando los goles y a su vez, su desempeño mejora constantemente. Aprovechó su cuerpo para la presión y recuperación constante de Vélez en terreno de Argentinos. Pudo haber convertido en otras jugadas pero sus compañeros optaron por la individual. Siga así, Tigre.

SUPLENTES

Lucas Robertone (7): Tuvo un muy buen ingreso y le aportó a Vélez una cuota de ataque al tener dos volantes más defensivos que ofensivos. Tuvo una brillante jugada que podría haber sido el doblete de Romero pero optó por definir él -quizás por lo evidente que hubiera sido el pase al 9- y se fue afuera en lo que podría haber sido un golazo del entrerriano.

Mauro Pitton (7): Similar a Robertone, le aportó media cuota más al ataque. La otra fue a la defensa. Hizo un gran trabajo en el mediocampo e hilbanó los hilos del equipo en los últimos diez minutos.

Matías De Los Santos (-): Jugó poco para calificar. Fue amonestado en la última jugada.

EL DT

Gabriel Heinze (7): Se las rebuscó en el transcurso del partido para poder salir de su propio campo y entrar al del Bicho. Vélez jugó a su estilo, gustó y ganó. Sin embargo, el primer tiempo podría haber sido mejor y se debió al posicionamiento de Giménez y Galdames. El tridente de arriba seguramente le haya salvado las críticas que podría haber recibido por parte del hincha.

Ramiro Boz

@ramiroboz