UNO X UNO DEL SEMESTRE

Lucas Hoyos (8): De grandes actuaciones. Parejo casi todo el tiempo y con picos de rendimiento muy altos como en la recordada victoria en el Monumental. Ya con 30 encuentros con la camiseta del Fortín, se asienta fuertemente como titular.
Alexander Domínguez (7): Cuando le tocó participar en esta Superliga dio en la tecla. Lo hizo bien y no recibió goles. Elevó el rendimiento y volvió a mostrarse confiable como relevo.

 

Tomás Guidara (5): Empezó bien, luego se fue diluyendo y terminó el año con una actuación aceptable en Paraná. Está claro que debe mejorar para quedarse con el puesto.
Hernán De La Fuente (6): A la inversa de Guidara, arrancó sin jugar. Luego se ganó un puesto y tuvo buenas actuaciones, sobre todo contra Boca en Liniers. Terminó el semestre con una lesión muscular.
Lautaro Giannetti (8): Punto alto de este Vélez que pelea arriba. Capitán y líder de este equipo, le da solvencia a la última línea y seguridad. Está pasando por un momento sensacional y se volvió muy importante en un plantel en el que es de los más experimentados.
Luis Abram (8): Convertido ya en uno de los mejores zagueros de la Superliga. Titular en la Selección de Perú. Titular inamovible del Fortín. Se destaca por su buena lectura de juego y su salida limpia con la pelota al piso. Es otro de los jugadores que más creció con Heinze en el banco.
Fabián Cubero (10): Puntaje simbólico para el Gran Capitán que se retiró hace algunos días. Por suerte se pudo despedir, por los puntos, en el José Amalfitani. Una vida entera ligada a Vélez. Multicampeón en el Fortín y el jugador con más presencias.
Miguel Brizuela (-): Jugó un solo encuentro, en lo que fue derrota con Talleres.
Matias De Los Santos (-): Pudo debutar en la última jornada del año y sacarse las ganas. Llegó con problemas físicos que parecen ser parte ya del pasado. Muestra condiciones interesantes para su puesto que ojalá en 2020 las pueda plasmar en cancha.
Braian Cufré (7): Con altibajos en alguna parte del torneo, pero en general firmó un buen semestre. Es un jugador importante en la idea del entrenador porque comprende bien los conceptos del juego, cómo por ejemplo cuándo jugar abierto y cuándo hacerlo más cerrado como si fuese un volante más.
Francisco Ortega (6): Jugó poco. Bastante relegado por Cufré. Siempre es una opción interesante por su velocidad y gambeta para abrir la cancha en caso de ser necesario.

 

Fernando Gago (7,5): Una grata sorpresa fue la vuelta de Pintita al club. Era una incógnita para muchos y terminó siendo un ejemplo para todos. Juego simple y a un toque, se adueñó casi siempre de la mitad del campo y jugó partidos en muy alto nivel. Por un 2020 que sea aún mejor y lo tenga como bandera de este equipo.
Gastón Gimenez (7): Con la polifuncionalidad a disposición del equipo, jugó de 6, de 5 y terminó de volante interno formando un lindo tándem con Gago y Domínguez. Demostró estar apto para jugar en esa posición, porque más allá de tener buen pase y buena pegada también cuenta con la inventiva de un 10.
Cristian Núñez (-): Jugó muy poco, solo aquellos minutos con Estudiantes.
Nicolás Domínguez (9): La figura del equipo. Se lo va a extrañar en serio. Por voluntad, juego, sacrificio y también por la definición que le supo agregar a sus características en los metros finales. Se va del Fortínsiendo el goleador en esta Superliga, con 5 gritos. Tiene todo para triunfar en Europa. Es un jugador hecho a la medida. En Vélezdisputó 84 partidos, con 9 goles y 5 asistencias. Puso la cara, como muchos otros, en el peor momento de los últimos años. Hasta la vuelta, Nico.
Lucas Robertone (5,5): No fue su mejor certamen, de hecho terminó perdiendo el puesto con Gimenez. Obviamente tiene crédito y capacidad para recuperar el terreno perdido.
Thiago Almada (7): Comenzó como suplente, con la renovación en veremos y poco metido en el juego. Luego se fue asentando y terminó como titular en un nivel muy alto. Ojalá el 2020 lo encuentre en Liniers y con mucho más para dar.
Pablo Galdames (4,5): Muy flojo desempeño del chileno. Apuntado como el reemplazante de Domínguez, nunca terminó de dar la talla. Sí tuvo un buen partido contra Racing en el inicio de la Superliga. Pero se quedó solo en eso.

 

Alvaro Barreal (5): No tuvo demasiadas oportunidades.
Lucas Orellano (6): Jugó algunos minutos en el final del semestre y demostró estar apto para ser tenido en cuenta. Buena gambeta y disparo de media distancia.
Agustín Bouzat (4): Arrancó como el titular inamovible que supo ser para el DT y después perdió el puesto. Fue su peor momento en el club, sin una buena participación en la generación de juego y mucho menos resolutivo que nunca en los últimos metros.
Maxi Romero (4): Comenzó como titular y después se fue apagando. Perdió el puesto y falló algunos goles difíciles de errar, sobre todo con Defensa y Justicia. A partir de ahí decayó en confianza y le costó. Hasta ese momento era titular y no lo estaba haciendo mal, aunque le costaba convertir.
Leandro Fernández (6): Terminó como titular en un equipo al que le faltó gol. Entendió bien la idea del entrenador, los movimientos que debía hacer y otras cuestiones más. Pero como a casi todo delantero de Vélez, le faltó gol. Su futuro está en Independiente y el Fortín deberá buscar un refuerzo en ese sector.
Lucas Janson (6,5): Punto de confianza para el extremo izquierdo. Es verdad que fue de mayor a menor y terminó el año fallando un gol increíble en Paraná. Pero tiene condiciones, va para adelante y se anima a disparar al arco. También contó con oportunidades de gol y eso es importante. La pelota ya va a entrar…
EL DT:
Gabriel Heinze (7): Con virtudes y defectos es innegable que el Gringo le sigue dando su impronta al equipo. A veces Vélez peca de tocar y tocar, cuando debería darse cuenta de que hay sangre y atacar más directo. Hubo algún altibajo en el semestre y por momentos parecía quedar lejos de la pelea, pero esta Superliga da más de una chance y el equipo cerró el año con dos triunfos que lo dejaron bien arriba. En 2020 se suman objetivos: Copa de la Superliga, Copa Sudamericana y Copa Argentina. Habrá que ser competitivos y, por qué no, soñar fuerte con un Vélez todavía mejor.
Guido De Bella
@guidomdebella28