UNA MUESTRA DE CARÁCTER

UNA MUESTRA DE CARÁCTER

En el Amalfitani, Vélez le ganó a Atlético Tucumán y con este resultado dejo prácticamente sellada su clasificación a la Copa Sudamericana.
Esto es lo que se le pedía al equipo, que sacara chapa y  ganará partidos como este  donde los puntos valen más que tres porque se definen objetivos.
Fue un buen partido del equipo de Heinze ya que el rival es un equipo complicado que sabe hacer muy bien su juego.
Las ocasiones se dieron en ambos arcos pero Vélez siempre dio la sensación de estar mejor armado y que sus ocasiones de gol fueron consecuencia de acciones colectivas.
Nuevamente Bouzat fue importante en el encuentro, marcó un gol, el palo le negó otro y sobre el final robo una pelota y se fue solo pero su remate se fue por arriba del travesaño. Además exigió todo el encuentro y hasta recibió un empujón de un rival que merecía expulsión. 
¿Que cambió del lunes a hoy? Luego del encuentro en la Paternal el futuro marcaba que se venían tres partidos frente a rivales directos en la lucha por la clasificación a las Copas y Vélez venía sufriendo mucho de local. Hoy el panorama es otro, con esta victoria queda con 5 puntos de ventaja (con 6 en juego), la clasificación a la Libertadores es más complicada ya que a pesar de estar a sólo dos puntos de la última plaza los son dos los rivales a superar y uno es River con todo lo que eso conlleva. 
Lo que sucedió ayer en el Amalfitani es lo que se pidió siempre, un equipo que saliera a hacerse patrón del encuentro no solo en juego sino en carácter. Cuando se puede jugar se juega y cuando hay que poner se pone todo. 
Juan Pablo Muzzio 
@jpmuzzio72